Banner

jueves, 18 de enero de 2018

El País:Música, sexo y muerte: así es el cómic sobre la vida de Nick Cave


Todos los capítulos de Mercy on me, el cómic sobre Nick Cave que ahora publica en España ECC Cómics, toman su título de alguna canción del inmenso catálogo del músico y escritor australiano. En el primero, The Hammer Song aparece un chico que quiere abandonar su hogar, que le parece un desierto en todos los sentidos, para recorrer el mundo. Es un personaje de ficción surgido de la imaginación de Cave pero en el que se encuentra perfectamente reflejada la adolescencia del artista, en la pequeña localidad de Warracknabeal, bajo una educación marcada por el carácter religioso de sus padres.


En aquellos años, el joven Nick Cave se miraba en el espejo y soñaba primero con ser el capitán de un barco pirata y luego con ser una estrella del rock. Ambas cosas las ha conseguido. En sus mejores tiempos, su banda, The Bad Seeds, parecía un escuadron de bucaneros (por su look y por su manera de comportarse sobre el escenario) que enfrentaban de una manera salvaje la performance musical en directo. Y él es ahora mismo una de la grandes (y últimas) estrellas del rock. Un frontman capaz de soportar el peso de un show solo sentado a su piano o contoneándose frente a grandes audiencias con sus músicos atronando a sus espaldas.

En Mercy on me la vida y la obra de Nick Cave se van entretejiendo de forma libre y sin previo aviso. Además de The Hammer Song, los capítulos hacen referencia a Red Right Hands, espectacular despliegue de imaginación creativa por parte del escritor del libro sobre la letra de Cave; The Mercy Seat, uno de los temas más íntimos del compositor, una reflexión sobre la muerte, la culpa y la redención; o Where the Wild Roses Grow, una historia sobre la tragedia de Elisa Day, una balada sobre un asesinato (incluída en el disco Murder Ballads) que escenificaron a dúo Kilye Minogue y Nick Cave que entonces, a finales de los noventa, eran pareja sentimental.

El cómic también cuenta otras historias de amor que marcaron profundamente la vida y la obra del músico. La primera con la cantante Anita Lane, australiana como él, que le acompañó en sus primeros viajes a Europa y que le llevó de la mano a pisar por primera vez las clínicas de desintoxicación. Porque Nick Cave había empezado a consumir heroína prácticamente desde que se instaló en Melbourne y formó su primera banda. Y también aparece PJ Harvey, con la que cantó a dúo Henry Lee en el mismo disco que aparecía Minogue, a la que el guionista del cómic presenta como "una artista capaz de romperle el corazón a alguien como tú". Hay heridas que no cura ni el paso del tiempo.

El libro también retrata, aunque de manera algo desenfocada, sin restar ni un ápice de protagonismo a un Nick Cave al que precisamente no le falta ego, a los compañeros de viaje de Nick Cave durante estos últimos cuarenta años. Desde la fundación de su primera banda en 1977, The Boys Next Door, donde ya estaban Mick Harvey, que luego sería una mala semilla, o Rowland S. Howard, un músico esencial en los comienzos de su carrera con el que acabó enfrentado. Demasiado talento junto, demasiada tensión y muchas drogas.

La siguiente reencarnación musical de Cave fue The Birthday Party, banda con la que dio el salto a Londres, en pleno fervor de la cultura punk; y, posteriormente a Berlín, donde Cave y Harvey entraron en contacto con la escena underground de una ciudad divivida en dos y con la escena más arty de toda Europa. Allí conocieron a Blixa Bargeld, líder de Einstürzende Neubauten, una banda que fascinó al australiano por su forma de llevar hasta el extremo su visión de la música en directo. Con esa fijación de no estancarse y de ser cada vez más radical fundó The Bad Seeds, grupo al que Blixa Bargeld se unió pronto como guitarrista. Un músico al que el cómic sí que presta algo más de atención. No había más remedio, dada la influencia del alemán en el paso hacia la vanguardia siempre fue la fijación de Cave.

A partir de ese retrato de los inicios, Reinhard Kleist despliega un relato poblado de fantasmas que derivan de una obsesión por la muerte y de musas esquivas con el creador, que se recluye durante semanas y semanas en su casa y, casi al borde del delirio y la paranoia, consigue terminar su novela Y el asno vio al ángel. Quedan fuera del relato las experiencias de Cave como guionista cinematográfico, aunque su vida parece contada como una película, y también la tragedia familiar sufrida hace unos años. Pero, a cambio, aparece Robert Johnson. El músico que le vendió el alma al diablo no podía faltar en la vida de un personaje obsesionado por la tensión entre el mal y el bien.

miércoles, 17 de enero de 2018

El cómic secuela de 300, de Frank Miller, llegará en abril



Tras meses y meses de espera, la precuela de 300 por fin verá la luz y llevará por título Xerxes: The fall of the House of Darius y the rise of Alexander. Esta obra también llevará la firma de Frank Miller y estará editada por Dark Horse Comics.

La propia editorial ha anunciado en un comunicado de prensa la fecha de publicación del primer número, además de incluir una imagen de la portada con el emperador persa Jerjes, el protagonista de esta historia.

La trama de este cómic estará centrada en Jerjes, quien intentará vengar los fracasos de su padre, el emperador persa Darío, y construir un imperio que el mundo nunca ha visto. Esto pondrá a Jerjes en conflicto con Alejandro III de Macedonia, rey guerrero griego que tiene planes de forjar su propio imperio en las ruinas de Persia.

Tanto el guión como el dibujo llegarán de la mano de Frank Miller, quien contará de nuevo con Alex Sinclair para el color. Esta miniserie de Jerjes tendrá un total de cinco números y cada ejemplar tendrá más de treinta páginas. Dark Horse Comics también ha confirmado una edición especial.

El primer número de Xerxes: The fall of the House of Darius y the rise of Alexander llegará a las tiendas de cómics el 4 de abril por un precio de 4,99 dólares en EE.UU. Muchas de las críticas que llegan de las obras de Miller se deben a su visión de las culturas no occidentales, así que parece poco probable que esta secuela resulte menos controvertida.

lunes, 15 de enero de 2018

Marvel recupera los derechos de los cómics de Conan el Bárbaro


La editorial Marvel ha anunciado que en 2019 volverá a ser dueña de los derechos para publicar cómics de Conan el Bárbaro, una licencia que durante 15 años ha pertenecido a Dark Horse Comics, según ha informado The Hollywood Reporter. La compañía no se va a demorar a la hora de utilizar esta recuperada franquicia y ya en enero del próximo año lanzará nuevas colecciones del personaje creado por Robert E. Howard. "Desde Barry Windsor-Smith hasta John Buscema y Neal Adams, un legendario grupo de increíbles artistas dio vida a Conan en las páginas de los cómics de Marvel. Es un legado para el que ahora vamos a estar a la altura con el talento que hemos reunido para el regreso del bárbaro Cimmerio a principios de 2019. ¡Estamos emocionados!", ha anunciado el editor jefe de Marvel Comics, C.B. Cebulski.

Aún no se han dado detalles sobre títulos ni equipos creativos pero, aparte de nuevas colecciones, parece que también se reeditarán viejos cómics del bárbaro. El anuncio de la editorial ha ido acompañado por dos portadas, obra de Mike Deodato y Esad Ribic respectivamente. El personaje fue creado en 1932 por el escritor Robert E. Howard para una serie de relatos de espada y brujería para la revista de historias pulp Weird Tales. Sin embargo, no fue hasta 1970 cuando Marvel lo convirtió en personaje de cómic. En 2003 los derechos pasaron a Dark Horse Comics, que ahora los pierde, un segundo gran golpe en los últimos años después de haberse quedado sin la licencia de los cómics de Star Wars en 2014. El personaje ha sido llevado al cine en numerosas ocasiones.

Editan un cómic sobre violencia de género para adolescentes


La Red de Atención a las Adicciones (UNAD) presentará el próximo miércoles el cómic 'Atajos', una compilación de tres historias dirigidas a un público adolescente y en las que se aborda la violencia de género, además de otras temáticas como las adicciones que no están relacionadas con sustancias.

La presentación en público de esta obra se hará a las 19.00 horas en la Fnac de Callao (Madrid), donde el público joven podrá conocer tres historias "de plena actualidad" como la violencia de género en la adolescencia, el consumo abusivo de alcohol y las adicciones sin sustancias, informó la UNAD.

El cómic es obra del artista José Aguilar, que se ha encargado tanto del guion como de las viñetas, al tiempo que la financiación ha corrido a cargo del Plan Nacional sobre Drogas. José Luis Rabadán, médico especialista en adicciones y responsable del proyecto, indicó en que la iniciativa busca "prevenir" para dotar a los jóvenes de "herramientas para cuidar su salud".

domingo, 14 de enero de 2018

El cómic es un asunto de mujeres


'Ellas nos ilustran', pero desde cuándo. Aunque la mujer no apareciese en primera línea había muchas ilustradoras en la Comunitat a lo largo del siglo XX. Y el porqué, entonces, de su desaparición en los trabajos publicados o en las listas de grandes autores de la época es lo que van a estudiar desde La Nau a través de esta exposición que se mostrará dentro de un año, durante los meses de octubre y diciembre de 2018.

Sus comisarios, el diseñador y editor de cómic MacDiego y Cristina Chumillas, una de las fundadoras de la galería Pepita Lumier, lo tienen claro. «Más que reivindicar el papel que tuvo el sector femenino en que hoy en día la ilustración en la Comunitat esté en auge, queremos dar visibilidad a ese trabajo mayoritariamente desconocido de muchas valencianas»

La mujer tuvo durante años un papel secundario en muchas profesiones y en lo que a la ilustración se refiere también. «Durante el siglo XX realizaban tareas de ayudantes de estudio, cartelistas, coloristas, tintadoras o guionistas. No habían prácticamente autoras completas y algunas de estas firmaban bajo un seudónimo de hombre», relata MacDiego.

La idea de 'Ellas nos ilustran' nace de «intentar investigar» el porqué de esta problemática, de esta ausencia en las viñetas porque «más que olvidadas, pasaron desapercibidas como consecuencia de la hegemonía masculina de la época», apunta Chumillas. Para ello contarán con especialistas de la Universidad de Valencia, psicólogos y sociólogos que intentarán aproximarse al fenómeno que fue y está siendo ahora. «Hoy en día cuando piensas en ilustración valenciana te vienen más rápido a la mente nombres de ellas, porque hay más mujeres que hombres», alega la comisaria. Por ello La Nau mira hacia atrás para ver cómo, con el paso de los años, ha ido evolucionando de una manera contraria y posicionando a las autoras en la cima.

Las principales líneas del proyecto serán tres: la ilustración editorial, a través de libros, revistas, etc.; la publicitaria con su cartelería; y el cómic. Los comisarios no descartan incorporar nuevos campos si es necesario para así «hacer una exposición lo más representativa posible y con un recorrido muy amplio», revelan. El público podrá descubrir una recopilación de originales, tebeos, tiras, carteles... que demostrarán que «la mujer siempre estuvo ahí», remarca Chumillas.

Las artistas que aparecerán en la muestra aún están por determinar, pero MacDiego asegura que este proyecto «está teniendo muy buena aceptación entre las autoras con las que estamos contactando porque lo ven necesario para poner en valor con el ayer el día de hoy». Por eso además, 'Ellas nos ilustran' contará como Valencia, gracias fundamentalmente a sus autoras, se ha convertido en un referente de la ilustración a nivel nacional. «En este viaje desde los años 50 hasta la actualidad iremos más allá e intentaremos entender y explicar como siendo la Comunitat la región donde más se acentúa la ausencia de mujeres relegadas a tareas secundarias, se acaba convirtiendo en la cuna de la ilustración nacional», expresa el diseñador.

El proyecto que lleva gestándose desde hace más de un año tuvo sus dudas al principio, ya que sus autores no sabían «si era necesario contar esto hoy en día por el evidente paralelismo que aguarda con la historia de la sociedad de la época», revelan sus comisarios, que manifiestan que esta exposición «debería ser la última muestra que se hace sobre el tema. A partir de ahora cuando se hable de ilustración no debe haber género, habrá otras problemáticas pero no diferencia de sexos».

Con esta revisión del pasado que finalizará en una actualidad, «que rebosa de ilustradoras con talentos», el espectador verá la evolución de las mujeres del cómic en la ciudad de Valencia, muy diferente a la de otras ciudades como Barcelona. Antes tenían dificultades para estar en primera línea. Ahora son ellas la portada.

sábado, 13 de enero de 2018

RTVE:'Encuentros cercanos', un cómic inspirado por 'Expediente X'


Tras destacar en fanzines como Nimio o Paranoidland (ambos ganadores del Premio a Mejor Fanzine en el Salón de Barcelona), la ibicenca Anabel Colazo (1993) debuta en la novela gráfica con la sorprendente Encuentros cercanos (La Cúpula), la historia de un enigmático pueblo que es un puento de encuentro para OVNIS y seres inexplicables. Una especie de Expediente X a la española pero con un toque muy personal.

"Encuentros cercanos -asegura Anabel- narra la historia de Daniel, un chico que por accidente se encuentra atrapado en un pueblo en el que suceden cosas un poco fuera de lo común relacionadas con el fenómeno OVNI. Sin querer acabará envuelto por estos sucesos y convirtiéndose en parte de un caso inexplicable que otros intentarán descifrar".

Un cómic que nos intriga desde la primera página, gracias a su acertada mezcla de fantasía y casos reales: "El mismo acto de mezclar fantasía y realidad es lo que más motiva a la hora de aproximarme a estos temas: un relato de un abducido por extraterrestres es, por definición, una ficción, y aproximarme a esas ficciones desde una propia me parecía una perspectiva interesante que me veía capaz de aportar. Podría decirse que todos los sucesos extraños que menciono están inspirados por sucesos reales".

OVNIS, los Hombres de Negro y el "Mothman"
Anabel nos habla de uno de esos sucesos reales que le han servido de inspiración para el cómic: "Un caso que me sorprendió mucho por la enorme cantidad de detalles que presenta la historia es el de Próspera Muñoz (una abducida en Murcia), muy sonado a nivel internacional. Incluso presenta distintos episodios, cada cual más singular".

"A la hora de abordar la historia -continúa Anabel- intenté hacer una aproximación inspirada por los sucesos de Point Pleasant en 1966 y los avistamientos del Mothman (Hombre polilla), aunque es cierto que abandoné un poco esa intención inicial porque demandaba una historia algo más coral. Los hombres de negro se encuentran presentes a lo largo de todo el cómic, en mayor o menor medida, y he intentado hacer unos guiños a cómo se vio acosado John Keel por ellos". (John Keel fue un periodista muy famoso por sus articulos sobre OVNIS).

Los protagonistas
En cuanto a los personajes ficticios, Anabel destaca a: "Daniel, el protagonista de la historia, un chico algo insulso sin ningún interés particular. El sujeto perfecto para ser el conductor a lo largo de todo el relato, es la persona que nos cuenta lo que sucede. La otra protagonista de la historia es Clara, una joven estudiante que lleva un podcast de misterio y al final de la historia recogerá los hechos narrados y llegará (o no) a una conclusión".

"El desarrollo del relato -continúa Anable- se centra en tres personajes: Marina, periodista y futura víctima del fenómeno; Juan, hermano pequeño de Marina a quien nadie hace caso por sus rarezas y nexo entre el pasado y el presente; y Barry el extranjero (como le llaman en el pueblo), una especie de experto en temas paranormales que arrojará sombras y luces a las dudas de Daniel acerca de lo que está sucediendo.

Pero el gran protagonista del cómic es, sin duda, el pueblo donde suceden estos hechos extraordinarios: El Cruce. "Es un lugar ficticio -asegura Anabel-, denominado así de una manera algo anecdótica para insinuar un encuentro entre dos mundos: lo convencional y lo extraordinario. Lo importante era que fuese un pueblo: cualquier tipo de suceso se magnífica y exagera en las localidades pequeñas, esto es algo que siempre me ha sorprendido y molestado un poco cada vez que visitaba el pueblo del que son mis padres (un remoto núcleo de población en la provincia de Huelva, cercano a la frontera con Portugal). Twin Peaks es una serie que recoge muy bien esta dinámica de los pueblos, y es un recurso muy sugerente a la hora de plantearse comenzar un relato porque te permite dominar muy bien todo lo que está sucediendo y quieres contar".

"Acababa de ver expediente X"
Anabel confiesa que no es una experta en fenómenos extraños: "Por suerte o desgracia casi no domino del tema en realidad, todo lo que se son cosas que, en esencia, he escuchado: cuando dibujas, en realidad no tienes otra cosa que hacer a parte de escuchar. Acababa de ver Expediente X, así que decidí comenzar a escuchar radio de misterio: Terra Incógnita y el Sótano Sellado son los que más horas he consumido. Cabría mencionar aquí la reedición de Caballo de Troya, de John Keel, por Reediciones Anómalas, así como el ensayo de Pablo Vergel: Ovnis: metafísica de la ruptura".

"Expediente X -continúa la autora- me ha fascinado y enamorado desde el primer capítulo, y eso que la vi muy recientemente, hace 3 años. Nací casi con el primer episodio de la serie, así que verla y comprobar como era el mundo en mis primeros años de existencia me gustó mucho. Fue un extraño y bonito regreso a un pasado que viví y que apenas recuerdo. Y claro, cuando ese mundo te lo cuentan Mulder y Scully todo parece un poco más increíble ¿no? Mi humilde homenaje a la serie en Encuentros cercanos es Barry el extranjero, que es una especie de reinterpretación de Max Fenig, un personaje de la serie que aparece en la primera temporada y es protagonista de los capítulos 17 y 18 de la cuarta".

"También -añade- Podría hacer una breve alusión a Communion, una hilarante película basada en un no tan hilarante libro que recomiendo a todo aquel interesado en el fenómeno de las abducciones".

"Estamos demasiado lejos de todo"

En cuanto a su estilo, Anabel nos comenta que: "Gráficamente simplemente he dibujado como se dibujar; sí es cierto que me interesa ese aspecto de lo paranormal: como a veces forma parte de la realidad más cotidiana y banal".

Sobre sus proyectos, Anabel nos comentq que: "Si tuviese tiempo suficiente estaría intentando llevar adelante dos cómics a la vez, puesto que tengo dos proyectos planteados. Como no es el caso, ahora mismo estoy liada con el que será previsiblemente más corto que el otro, más o menos de la misma extensión que Encuentros cercanos. Solo puedo decir que tratará sucesos extraños contemporáneos, esta vez desde una perspectiva mucho más intimista. Todavía no se muy bien donde aterrizaré con esto".

En cuanto a la posibilidad de que haya vida inteligente en otros planetas, Anabel asegura que: "Sí creo que haya vida, pero no puedo aventurarme a afirmar que esa vida es inteligente. Las distancias en el universo, además de ser absurdamente enormes, implican un desplazamiento inconcebible para cualquier ser humano a través del espacio y del tiempo. Pienso que, simplemente, estamos demasiado lejos de todo".

viernes, 12 de enero de 2018

El País:Por qué el cómic de superhéroes sigue tan escaso de personajes LGTB+


Fernando Blanco lleva un tiempo trabajando para las grandes editoriales americanas. Ha pasado por Marvel y DC Cómics y de sus lápices han surgido aventuras de Batman, Los Vengadores, Max Payne o X-Men. Comenzó hace más de quince años en la industria made in Usa, primero como entintador y pronto pasó a ser dibujante. ¿Cómo llegó hasta allí?


"Fue a través de un agente que se encargó de mostrar mi trabajo a los editores americanos, aunque hoy en día es mucho más sencillo. Puedes intentar contactar con los editores a través de las redes sociales o enseñarles tu trabajo en una convención en las que es habitual que haya editores revisando portafolios. Aunque lo más recomendable es empezar en editoriales pequeñas, hasta tener suficiente experiencia para intentarlo con las grandes", asegura el dibujante.

Uno de sus últimos trabajos ha sido “plantear desde la más absoluta normalidad” la relación que tienen una pareja de superhéroes: Midnighter y Apolo (DC Cómics). Steve Orlando escribe una serie de seis números, dibujados por Fernando Blanco y con Rómulo Fajardo Jr. como colorista, sobre dos personajes a los que se les define como: "socios, compañeros de grupo y amantes". El cómic acaba de ser reeditado España por ECC Ediciones.

¿Recuerdas como fue esa primera vez, el primer encargo para una editorial de EEUU?

No mucho, la verdad. En mi caso no fue la gran oportunidad que te llega cuando menos te lo esperas, sino que fue ir empezando poco a poco desde abajo con editoriales pequeñas al mismo tiempo que trabajaba entintando a otros autores ya establecidos. Así que no me cogió por sorpresa, fue algo trabajado lentamente y con mucho esfuerzo, de ahí que no tenga un recuerdo demasiado específico de ello.

¿Existen diferencias entre las grandes: DC y Marvel?

En lo fundamental no demasiadas, pero si hay matices, que devienen de una forma tradicional de trabajar diferente en cada una de las compañias. Aunque con el tiempo, dichas diferencias se están esfumando, siendo sustituidas por una cultura más corporativa.

Has dibujado muchos de los grandes superhéroes. ¿Por qué personaje sientes más cariño?

Como lector puedo sentir más aprecio por uno u otro personaje y esto puede influir en que me apetezca más o menos dibujarlo, pero a la hora de la verdad le coges cariño a los personajes con los que trabajas más tiempo y/o tu experiencia laboral y creativa es más satisfactoria. En ese sentido mis trabajos más recientes con Midnighter y Apolo, Batman o Phantom Stranger son los que les tengo más cariño.

¿Cómo es el método de trabajo remoto, es decir, cómo se coordina?

Básicamente, todo se hace por email y todo comienza con un guión. A veces tienes que hacer un trabajo previo de diseño de personajes o puedes ver una sinopsis de la serie o arco argumental que vas a dibujar. Otras veces son personajes que ya existen y te metes en harina directamente con el guion. Te lo lees un par de veces y haces bocetos con el diseño de las páginas. Estos se envían a los editores y guionistas, y entre todos se comenta si es necesario hacer algún cambio y se te envía de vuelta el guión con las anotaciones pertinentes.

Luego ya te encargas de dibujar las páginas que una vez terminadas se pasarán al colorista y al rotulista para colorearlas y añadir los bocadillos con los textos. De nuevo todo esto se revisa entre todos y se hacen los retoques que sean necesarios para que el trabajo quede lo mejor posible dentro del tiempo que tenemos patra hacerlo, que no es mucho ya que los comics salen mensualmente.

Uno de tus últimos trabajos ha sido Midnighter y Apolo, ¿qué te gusta de estos personajes?

Son un especie de versión macarra y descarada de Batman y Superman, y además son amantes y en su origen tenían un puntito “antisistema”; que bien es cierto que desde que los adquirió DC se ha ido suavizando, no dejan de ser dos de los personajes más destroyer que puedes encontrar en los comics mainstream.

Tienen un relación entre ellos por la que el cómic se puede considerar como el primer cómic de superhéroes LGTB+...

No, para nada son el primer comic LGTB+, ni siquiera son los primeros personajes gays de DC. De hecho en la miniserie de Midnighter y Apolo desempolvamos el que fue el primer personaje gay de la historia de DC, un mago peruano llamado Gregorio de La Vega, alias Extraño (en español), creado en 1988, el cual era el clásico estereotipo gay colorido y estridente, al cual le damos una imagen más acorde con los tiempos actuales.

Uno de los momentos estelares es el beso entre los protagonistas, ¿cómo planteaste esta escena?

Es el gran momento final en el que se reencuentran tras escapar del infierno con lo que era algo más que un simple beso, era su victoria y era el beso, pero resultó bastante sencillo, en gran medida por el escenario, ya que la escena se desarrolla en una sala con cuatro portales interdimensionales abiertos que dan directamente al sol (no a la luz solar, sino a las llamas de las explosiones nucleares de nuestra estrella solar). Así que toda la escena está sumida en una luz cegadora y llena de energía y así mismo conviene recordar que Apolo toma su mombre del Dios del Sol y que es prácticamente eso, un Dios, con lo cual es todo muy ad hoc.

Comentabas en una entrevista que el amor entre los personajes es tan intenso que son capaces de visitar el mismo infierno para demostrarlo.

Bueno, no exactamente... La historia que contamos es el mito de Eurídice y Orfeo adaptado a una historia de superhéroes, con un tono macarra y violento. Apolo muere peleando con un demonio y va a parar al infierno. Y Midnighter va al infierno y se enfrenta al mismisino señor del averno por rescatar a su amado. Lo que comentaba es que Steve Orlando, el guionista, explicaba en una entrevista que esta historia era en cierto modo, una alegoría sobre las dificultades que un pareja LGTB+ se encuentra en esta sociedad para sacar adelante una relación.

Habrá nuevas entregas de estos dos superhéroes.

No tengo noticia de ningún plan, pero seguro que tarde o temprano regresarán.

En qué estás trabajando ahora...

Pues estoy dibujando la serie de Batwoman con la guionista Marguerite Bennet, el colorista John Rauch y el rotulista Deron Bennett. Batwoman es mucho más que la versión femenina de Batman. Es hija de militares. De niña fue secuestrada por teroristas junto a su madre y hermana gemela, las cuales terminaron asesinadas por los terroristas. Ya de adulta se alista en el ejercito, pero es expulsada por tener una relación con otra mujer. Toda está cadena de acontecimientos la llevará a convertirse eventualmente en superheroina. Así que como puede verse aun hay más personajes LGTBQ en DC Comics.