Banner

lunes, 17 de junio de 2013

Entrevista a Marcelo Frusín para "Días de Cómic"



Hemos dado un salto, atravesando el charco, para entrevistar a Marcelo Frusin. Un dibujante argentino que ha realizado una de las últimas obras que más están gustando en el mercado europeo, en colaboración con un guionista también conocido, como es Richard Marazano.
Marcelo Frusin nace en diciembre de 1967 en Rosario (Argentina). Tras aportar su buen hacer en diversas editoriales de su país da el salto a Estados Unidos donde trabajará en Marvel y DC Cómics, sobre todo en la Línea Vertigo, destacando sus cinco años como dibujante de la serie 'Hellblazer' y posteriormente 'Loveless', codo con codo  con grandes guionistas del mundo del cómic como Brian Azzarello. Ahora ha dado el salto a Europa, trabajando para la editorial Dargaud.

-Para que te conozcamos un poco más: ¿cómo es Marcelo Frusin?
Soy un amante del arte en general. Mis películas preferidas son las de Sergio Leone y Stanley Kubrick, me gusta la música en todas sus formas pero tengo especial debilidad por Ennio Morricone, y en mi profesión admiro a Frazetta y Moebius. 

-¿Cómo empezó tu contacto con el mundo del cómic?
De niño mis padres me compraron una vez una revista de cómics de aventuras durante un viaje en tren, y me encantó viajar y leer historietas. Se hizo algo especial para mí, y antes de cada viaje esperaba el momento en el que mis padres me llevaban a comprar revistas al puesto de la terminal. Más tarde, a los 17, me había olvidado un poco de las historietas, pero en casa de un amigo encontré una revista de su padre con una historieta de Moebius, 'Arzak', y me quedé hipnotizado. Y en ese momento decidí dedicarme a esto.

-Centrándonos en Argentina ¿es el cómic un mundo conocido allí?
Más o menos, como en todos los países, lo conoce el grupo de gente que lo consume, ahora más por todas las películas que se basan en cómics.

-¿Cuál es la situación actualmente del mercado argentino del cómic?
No se produce mucho, y lo que se hace es generalmente a pulmón. Hay cosas interesantes.

-¿Qué visión tienes del mercado europeo y español del cómic? 
Lo que más me atrae del mercado europeo es la variedad de estilos, el cuidado de la edición y el lugar que se le da al autor. Me gusta que haya todo tipo de historias, de diferente género y profundidad, a diferencia del mercado americano en donde la figura del superhéroe es lo predominante.

-¿Cómo llegaste a convertirte en un dibujante y a trabajar con editoriales extranjeras?
Comencé a estudiar Bellas Artes después de la escuela secundaria y al tiempo trabajé unos meses con Eduardo Risso. Mientras estaba como su ayudante charlábamos bastante y su experiencia me sirvió mucho. También me aconsejó cómo empezar. Pronto empecé a publicar mis primeras cosas, seguí aprendiendo y madurando cómic tras cómic, y las oportunidades fueron llegando como consecuencia.

-Casi todos tus trabajos son con editoriales extranjeras y el trabajo lo realizas desde Argentina. ¿Cómo se coordina eso?
Con internet es muy fácil. El que coordina el equipo es el editor, la comunicación es constante con él. También se charla con el guionista para cuestiones de forma y estilo.

-¿Qué tal tu experiencia con Brian Azarello y la Línea Vertigo?
Brian es un gran escritor, sus diálogos son increíbles, sus historias muy fuertes e impactantes, y el drama humano es muy profundo. Fue muy fácil trabajar con él porque me dio libertad total en el dibujo y la narración. Mis editores fueron excelentes en Vértigo, siempre me dieron libertad y estimularon mi desarrollo. Fue un placer para mi trabajar con ellos.

-¿Y con Richard Marazano?
Me encanta trabajar con Richard, es un excelente guionista y tenemos muchos gustos en común. Ha preparado una gran historia épica donde suceden muchísimas cosas en diferentes niveles, con grandes personajes, muy trabajados en su aspecto psicológico y en sus conflictos personales, cosa que me encanta en un escritor. Es una de esas grandes aventuras clásicas, con un toque moderno y brutal. En los libros previstos con él me da la oportunidad de dibujar hermosos escenarios históricos y un gran despliegue de personajes, acción y atmósferas.  

-¿Es una de romanos?
Sí. Me gustan los romanos, la historia en general me apasiona. Esta es de romanos, egipcios y africanos, un mundo exótico y espectacular. La serie se titula 'La expedición', una historia que trata de un viaje secreto de un grupo de legionarios romanos que parte de Egipto hacia el corazón de África en busca de un increíble reino perdido. 

-¿Qué nos depara este viaje?
El sentimiento de gloria y sufrimiento de estos personajes que vivieron en un ambiente hostil, brutal y hermoso a la vez, que los lleva al límite de sus posibilidades, y en donde la relación entre ellos se mueve entre la amistad más leal y la traición más miserable.  

-¿La historia que contáis está basada en algún hecho real?
No, pero Richard y yo hemos cuidado todos los detalles para darle la mayor verosimilitud a la historia.

-¿Cómo preparaste la caracterización, indumentaria y recreación de los personajes?
El cine es el gran estímulo para dibujar y pintar mis cómics. Miré muchas películas de romanos y egipcios, leí e investigué en internet. Para mí es un placer porque soy curioso y me gusta la historia de las civilizaciones. Traté de darle a cada personaje su vestuario y manera de moverse y expresarse particular, así como su fisonomía. Investigué la arquitectura y el vestuario en donde fuera que encontrara información, tratando de darle a los romanos y egipcios el aspecto que tendrían 10 años antes de Cristo, ya que fueron civilizaciones que duraron mucho tiempo y su vestuario y armamento fue cambiando con los siglos.


-¿Y el paisaje?
Me encanta dibujar y pintar la naturaleza, me gusta más que la arquitectura, porque está viva y se puede mover para donde la necesita el artista. A la hora de pintar siempre imagino la luz que tendría ese escenario a esa hora del día (un atardecer, la mañana o la noche) y lo mismo hago con el clima (si hay lluvia, niebla, sol, etcétera). Los colores que aplico siempre van de la mano de eso.

-¿Es más complicado trabajar en un cómic con corte histórico como es el caso de 'Loveless' o 'La expedición'?
Es más trabajoso por la tarea de investigación. Dibujar la actualidad es más fácil de documentar y uno está más habituado. He pasado mucho tiempo investigando en mis cómics históricos, pero siempre fue con placer.

-Las escenas de acción están muy conseguidas, ¿es uno de los apartados más complejos a la hora de la realización del cómic?
Sí. El cuerpo humano en movimiento y enlazado en acción con otras figuras es lo más difícil y hermoso para dibujar. Cuando está bien conseguido se logran imágenes muy poderosas. Esta historia me permite dibujar un despliegue físico con humanos y animales que disfruto mucho.

-¿Para cuándo tu siguiente trabajo?
Hay algunos planes para después pero toda mi energía y pasión están en estos libros de 'La Expedición' por ahora.

-Recomiéndanos un cómic para leer este mes.
Para los españoles que no lo conozcan les recomiendo las historias de 'Boogie, el aceitoso' de Roberto Fontanarrosa. Gran dibujante y escritor.