Banner

lunes, 4 de julio de 2016

El primer ministro canadiense, de cómic


Portero de discoteca, instructor de esquí, profesor de colegio, actor de miniserie, diputado, primer ministro y, dentro de pocas semanas, Justin Trudeau también incursionará en las páginas de un tebeo de Marvel. El 31 de agosto saldrá a la venta el quinto número de Civil War II: Choosing Sides, y en una de las portadas alternativas y a lo largo de varias páginas aparecerá el político canadiense, aunque sin traje y corbata; tampoco con capa y antifaz.

El 31 de marzo de 2012, el entonces diputado liberal Justin Trudeau se enfrentó en un combate de boxeo al senador conservador Patrick Brazeau, en un evento con fines benéficos en Ottawa. Trudeau venció en el cuadrilátero. Su aspecto en el cómic es muy parecido al de aquel día: pantalón corto deportivo, camiseta sin mangas con la hoja de arce impresa en el pecho, guantes rojos y tatuaje de un cuervo amerindio en el hombro.

“Es un primer ministro intrépido y joven con gran apoyo, además es muy sociable con los medios. La idea de dibujar a Trudeau como boxeador obedece a estos rasgos de su personalidad, a modo de reflejar esa frescura que escapa de lo convencional”, señala Ramón Pérez, el encargado de dibujar a Trudeau.

Nacido en Toronto, de padre español y madre polaca, Pérez comenta que Marvel le pidió al principio una imagen de Trudeau acorde con la del político tradicional, pero siempre supo que debía hacer algo diferente y la figura de boxeador le pareció idónea. “Aceptaron mi propuesta, aunque al inicio dudaron un poco y me preguntaron si no era mejor dibujarle con prendas de vestir más largas”, afirma entre risas.

En la portada alternativa, Trudeau está rodeado de Puck, Aurora y Sasquatch, integrantes de Alpha Flight, un equipo de superhéroes canadienses. También se divisa en el fondo a Iron Man. La historia se centra en el trabajo de Alpha Flight en un programa de defensa mundial. Igualmente aparece Ulysses, un nuevo personaje con la capacidad de predecir eventos futuros. Las dudas éticas surgen entre los superhéroes sobre el uso de este poder, así que recurren a Trudeau en busca de consejo.

En declaraciones a The Canadian Press, Chip Zdarsky señaló que Marvin le pidió un guion con superhéroes oriundos de Canadá. Tuvo entonces la idea de incluir a Trudeau en la trama. “Parece estar muy asociado en este momento a la cultura popular canadiense, justo detrás del rapero Drake”, expresó.

Thierry Giasson, experto en comunicación política en la Universidad Laval de Quebec, comenta que el perfil de Trudeau está vinculado también con el uso de nuevas tecnologías, e incluso el primer ministro se ha declarado seguidor de la ciencia ficción. Señala de igual modo que Trudeau comparte con otras figuras de la política el hecho de llamar la atención en otras esferas y de participar en ellas, algo que no es nuevo, pero que se ha ido acentuando con el tiempo. Así, no es sorpresivo ver cada vez más “cameos” de políticos en películas, series televisivas y cómics.

Justin Trudeau no es el primer político que aparece en una historieta de superhéroes. Su padre, Pierre Elliot Trudeau, figuró en un número de Uncanny X-Men. Los mandatarios estadounidenses son los más asiduos en este tipo de cómics. Franklin D. Roosevelt regaló un escudo al Capitán América, Kennedy y Reagan interactuaron con Superman, Richard Nixon solicitó apoyo a Los cuatro fantásticos e, igualmente, Obama –coleccionista de cómics de Spider-Man- protagonizó una historia con el superhéroe trepador de edificios.

Pero el tebeo también ha mostrado dibujos de algunos enemigos de las democracias. Abundan las historietas donde el rival a vencer es Hitler, Sadam Husein enfrentó una vez a Black Panther y, en una pieza memorable, el ayatolá Jomeini colaboró con The Joker en maléficos proyectos, pero Batman y Superman intervinieron a tiempo.

Respecto al cómic donde aparecerá Trudeau, cabe destacar que el guionista Chip Zdarsky contactó a la oficina del primer ministro para informar sobre el proyecto. Le respondieron que pese a que no podían respaldar la historieta, estaban de acuerdo en que continuara con sus planes. Thierry Giasson señala que diversas voces en Canadá, tanto en la prensa como en los corrillos políticos, coinciden en que el primer ministro debería concentrarse más en su trabajo y menos en su imagen. No obstante, dice que la historieta difícilmente provocará problemas a Trudeau, ya que resalta una vez más ese lado amable que tan buenos resultados le han generado. Ramón Pérez comenta que hasta el momento no ha tenido noticias sobre la opinión del primer ministro respecto al cómic. “Veremos lo que diga”, añade.