Banner

martes, 1 de noviembre de 2016

ABC:La matanza de Bataclan, en cómic


El 13 de noviembre de 2015, tres franceses musulmanes irrumpieron en la parisina sala de conciertos Bataclan al grito de «¡Alá es Grande!», asesinando a tiros a 87 personas. Un año más tarde, un cómic reconstruye la historia íntima de una matanza que cambió el rumbo del terrorismo yihadista en Europa.

Fred Dewilde (50 años), grafista especializado en ilustración de libros médicos, apasionado del rock, desde la adolescencia en un suburbio pobre y multicultural, estaba en el Bataclan aquella noche, esperando escuchar un concierto del grupo Eagles of Death Metal.

Y pasó las dos horas más largas y trágicas de su vida haciéndose el muerto en la sala del Bataclan, donde tres franceses musulmanes irrumpieron a tiros y bombas, liquidando a machetazos a muchos heridos.

Padre de familia residente en un suburbio / banlieue multicultural, siempre, Fred Dewilde se tiró al suelo, fingiendo estar muerto, junto a una joven de 32 años, herida. La pareja unida por azar, durante dos horas, se dio la mano. Él intentó consolarla, esperando un fin que no llegaba, rodeados de cadáveres, cuerpos mutilados, charcos de sangre, alaridos criminales, tiros, aullidos, gritos de espanto y dolor.

Finalmente indemne, pero traumatizado, Fred Dewilde, volvió a la vida «normal» con cierta dificultad: «Me perseguían los espantosos recuerdos y fantasmas de aquella noche. Un buen día, un fin de semana, me descubrí, horrorizado, dibujando, intentando dibujar, recordar, con imágenes, las huellas intactas de aquella noche».

Así comenzó la historia de «Mi Bataclan», el libro - cómic que cuenta en forma cinematográfica, entre onírica y realista, aquella inmensa tragedia.

Los tres asesinos yihadistas están dibujados en forma de cadáveres armados, disparando con ferocidad sobre una multitud acribillada a balazos, durante una escena de infierno dantesco. El relato de Fred Dewilde oscila entre lo onírico y lo realista.

Los criminales son cadáveres ambulantes. Dominan la escena desde una atalaya panorámica. Las víctimas corren, caen, mueren. En un rincón, un hombre y una mujer, cogidos de la mano, intercambian cortas, breves, sencillas palabras. Están vivos.

El cómic de Fred Dewilde utiliza las técnicas clásicas del relato cinematográfico. Plano general, plano medio / americano, plano contra plano, primer plano… viñetas comentadas con breves diálogos o relatos, a la manera del cine mudo. Testimonio íntimo de un padre de familia caído por azar en una pesadilla ensangrentada que también fue una noche que cambió el rumbo de la historia de las matanzas terroristas en Europa.

La matanza del Bataclán (87 muertos) «solo» fue una de las matanzas encadenadas que se sucedieron en París, aquella noche, hace un año, el 13 de noviembre de 2015.

Otras 19 personas fueron asesinadas en el bar La Belle Équipe, en el cruce de las calles Faidherbe y Charonne. 14 fueran fueron asesinadas en el restaurante Le Petit Cambodge y el bar Le Carillon. Otras 5 fueron asesinadas en el Mac Donald de la calle Faubourg du Temple. Otras cuatro fueron asesinadas en las inmediaciones del Estadio de Francia, no lejos del barrio La petite Espagne, en Saint-Denis, donde se encuentra la basílica gótica donde están enterrados muchos reyes de Francia.

Han pasado doce meses. Los fantasmas de aquella noche trágica persiguen a muchas víctimas y protagonistas, no siempre accidentales. Fred Dewilde una dibujado un libro de cómic para intentar exorcizar aquella pavorosa noche.