Banner

sábado, 11 de febrero de 2017

El País:«En busca del tiempo perdido» se pasa al manga


Así, esta monumental obra, que se inicio en el mente del protagonista con el sabor de una magdalena en té, la magdalena de Proust, que le destapa todos sus recuerdos y su memoria, ha quedado reunida en un solo volumen.

Un viaje literario que se inicia para recuperar la felicidad del pasado, porque, como decía el propio Proust, los verdaderos paraísos son los paraísos perdidos.

«En busca del tiempo perdido» es una obra a la que siempre hay que volver, según dice Vargas Llosa, porque Proust «trabajó por la libertad», ya que su lectura proporciona una mayor sensibilidad al ser humano y llena el vacío espiritual. Para Vargas Llosa, lo que hizo Proust fue crear un tipo de sensibilidad que enriqueció a muchos y generó la conciencia de que hay derechos humanos.

La obra es todo un compendio de sabiduría que ahora se pude leer en viñetas y transita por temas como la burguesía, la Primera Guerra Mundial y la homosexualidad.