Banner

viernes, 24 de marzo de 2017

ABC:La triste historia de la hija de James Joyce llega al cómic


Vidas paralelas: el padre de Mary M. Talbot era uno de los mayores expertos en la obra de James Joyce. Lucia era hija del famoso escritor irlandés. Ambas tuvieron que convivir con dos hombres de éxito que, sin embargo, tuvieron una relación difícil con su círculo más cercano: ellas nunca encontraron en estos hombres el apoyo necesario. Como si los años que separan ambas historias -principios y segunda mitad del siglo XX-, en realidad no fueran tan lejanos.

«La niña de sus ojos» (ed. La Cúpula) sirve para sacar a la luz una historia poco conocida, y es la de Lucia Anna Joyce (1907-1982). Ella era, como expone el título de la novela gráfica, el pequeño ser mimado y favorito del autor del «Ulises». El amor por la danza de ella, sin embargo, comenzó a ser un problema cuando dejó de ser un juego para convertirse en una vocación.

En París, en los años veinte, una época en que bullían continúas corrientes artísticas rompedoras, estudió en la escuela de Jacques-Dalcroze, con Raymond Duncan (hermano de Isadora Duncan) y con Margaret Morris. Es decir, con la vanguardia del mundo del baile. También tuvo una breve relación sentimental con un joven Samuel Beckett.

Pero tanto su padre como su madre, Nora Barnacle, no veían con buenos ojos las aptitudes artísticas de su hija, e hicieron lo posible por frustrar sus inquietudes. Para ellos, una mujer debía limitarse a ser un apéndice más del marido. «No necesitas una carrera», llega a comunicarle el escritor. «Lo único que importa es que sepas entrar en una habitación de la forma adecuada».

Las continuas discusiones acaban en arrebatos violentos y Lucia, diagnosticada como esquizofrénica, es internada en diversas instituciones mentales hasta su muerte en 1982.

Mary M. Talbot, autora también de «Sufragista» y «La Virgen Roja» intercala en este relato su autobiografía. Su padre, James S. Atherton, era profesor de literatura y autor de un conocido libro sobre Joyce, «The Books at the Wake». Para sus amigos era un hombre simpático (George Orwell de vez en cuando se dejaba caer por su casa) y para sus alumnos un maestro muy inspirador. Sin embargo, el trato que dispensa a su hija deja mucho que desear: a los pocos momentos de cariño se suceden continuas quejas por su comportamiento, o, lo que es peor, comentarios sarcásticos que causan un profundo dolor en la niña y adolescente.

Dos historias paralelas que hablan de dos mujeres que no encuentran en el hombre más importante de sus vidas más que incomprensión. Del dibujo se ha encargado Bryan Talbot, marido de Mary M. Talbot, quien, con Neil Gaiman es autor de «Sandman» y «Fábulas». También ha participado en la serie «Hellblazer» y en «Juez Dredd y Batman: Legends of the Dark Knight». En 1996 ganó el premio Eisner por su novela gráfica «Historia de una Rata Mala».