Banner

martes, 20 de junio de 2017

'La Mujer Maravilla', el cómic que rompió paradigmas


En  los años 40 surgió 'La Mujer Maravilla' rompiendo paradigmas en el mundo de los cómics. Hoy, en la última versión llevada a la pantalla grande, se presenta como una súper heroína independiente e igualitaria, enfatizó José Ángel Garfias Frías, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

De hecho, ser súper héroe no tiene género, simplemente es una cuestión de hacer lo correcto. Por ello, considera que esta última versión cumple con la imagen esperada de una súper heroína, añadió. Se trata de un personaje que a través de sus cualidades se gana un lugar dentro de la Liga de la Justicia.

WONDER WOMAN
La Mujer Maravilla es un personaje creado por Charles Moulton, quien nos presenta una historia basada en la mitología griega de una princesa guerrera de una sociedad de amazonas, llamada Diana de Themyscira.

Justamente, la súper heroína proviene de una sociedad matriarcal donde los hombres no son necesarios, pero llega a un mundo donde existen otros caminos, añadió el profesor universitario.

Se trata de un personaje con varios valores, pero los más importantes son la justicia, la valentía y la igualdad. Por algo tiene su lazo de la verdad, un elemento que le permite que las cosas caigan por su propio peso, además tiende a hacer alegoría de la justicia y de una manera imparcial toma todas las decisiones.

Después de 'Superman' y 'Batman', creo que ella es el tercer personaje más grande de D.C. Comics, que hasta la fecha se mantiene. De hecho, es una protagonista que no se deriva de un hombre como son 'Gatubela' y 'Batichica' que provienen de Batman, 'Súper chica' de Superman o 'She-ra' de He-man. Ella tiene su propia historia', comentó el profesor José Angél Farías.

La pelicula
El caso de esta heroína es muy significativo porque teníamos un personaje estelar femenino único, y en esta última versión llevada a la pantalla grande, se cuidó mucho para dar esa visión femenina pero moderna.

De hecho, esta versión es muy parecida al cómic, aunque aclaremos que paulatinamente los universos de cómics hacen ajustes narrativos, obviamente la Mujer Maravilla de los años 40 utilizaba falda larga y era mucho más discreta y reservada, pero en algún momento del 2000 se convirtió en una súper modelo. 

Y en esta última versión, tenemos un personaje que es guapa y atractiva pero no exagerada y encasillada en los roles que se tenían antes del personaje.

Algunos esperaban el estereotipo de una súper modelo exuberante, no obstante, cuidaron muy bien ese detalle y la vemos más bien por sus acciones y no tanto por su físico, que aunque es guapa no es el punto importante.

Así, creo que la película rescata muy bien ese espíritu que tenía el personaje en los primeros años, y lo adapta muy bien en su parte narrativa. Además, la dirección la hace muy ágil, concluyó.