Banner

miércoles, 9 de agosto de 2017

Los lápices femeninos del cómic español esbozan sus memorias en Guatemala


Silenciadas y discriminadas sólo por ser mujeres. Así vivieron durante años las "superheroínas" del cómic español, pero ahora las paredes blancas del Centro Cultural de España en Guatemala resaltan los colores y líneas de las imágenes de 50 autoras que cuentan la historia con voz y trazo propio.

La pieza más antigua que se expone es de la década de 1920 y muestra a mujeres en distintas etapas y edades de su vida.

A los 15 años, aún como niña jugando con una muñeca mientras luce un bonete con listones que flotan al viento; a los 20 años, en una escena con un vestido aún más amplio mientras un joven se acerca a ella y sus padres; y a los 30, en la calle, rodeada de mujeres, con sombreros de flores, y de hombres, con boinas o chisteras.

Estas imágenes salieron del pincel de la catalana Lola Anglada (1896-1984), la primera mujer que publicó historieta en España y que trabajó durante un tiempo en varios medios como la única fémina colaboradora.

La estampa forma parte de la exposición itinerante "Presentes: Autoras de tebeo de ayer y hoy", organizada por el Colectivo Autoras de Cómic y que plantea un diálogo y genealogía de la historieta hecha por mujeres en España.

"Tebeo" es el nombre con el que se conoce al cómic en España y surgió del título de la revista "TBO", que presentaba exclusivamente historias gráficas y fue sumamente exitosa, llegando a tener tiradas de 220.000 ejemplares en 1935.

La exposición, que salió de Madrid en 2016 para iniciar un periplo por varios países y que está en Guatemala hasta el próximo 16 de agosto, se ubica de forma que las ilustradoras más antiguas interactúan con las modernas en una "conversación" sobre sus realidades en el panorama social en el que viven.

Los artífices de esta idea son el colectivo "Autoras de Cómic", una entidad que surgió en España en 2013 con la idea de hacer de este cosmos un espacio igualitario para hombres y mujeres, recuperando además el trabajo de todas esas "superheroínas" que han sido obviadas u olvidadas.

Acompañando a estas autoras hay una serie de actividades a cargo del entusiasta del cómic y uno de los fundadores del grupo "Los Garabatti", Alejandro Alonzo, quien dirigirá un taller de dibujo y un foro con Byron Zúñiga, autor del primer cómic guatemalteco, "Perro en Llamas", y Gabriella Noriega, ilustradora y colorista.

El objetivo del fundador de "Los Garabatti", según contó el mismo a Efe, es pintar el panorama de los dibujantes e ilustradores en Guatemala y mostrar la participación de las mujeres, aún más difícil y reducida que en España hace cien años.

En tiempos "de colectividades, de redes, de hermandad", como reza el lema de esta muestra, es necesario apostar por "un presente mediado por renovados vientos feministas", con "una promesa de un futuro más justo, participado y horizontal".