Banner

domingo, 8 de octubre de 2017

«El cómic ya aborda todo tipo de temas»


Lejos, muy lejos de constituir un divertimento propio de sensibilidades únicamente muy jóvenes o de carecer de auténtico poso intelectual, el cómic —o su pariente más culto, la novela gráfica— se ha revelado ya como uno de los lenguajes más dúctiles, sugestivos y penetrantes, idóneos para comunicar y compartir historias. «El cómic ya es capaz de abordar, y de hecho lo hace, todo tipo de temas». Lo dice un gran especialista en el género, el profesor de la Universidad de León José Manuel Trabado, responsable del Servicio de Publicaciones de la ULE e impulsor de la colección Grafikalismos, inédita en el panorama universitario español y pensada para ofrecer títulos que reflexionen sobre este arte multiforme aunando análisis enjundioso y afán divulgador.

La serie se inició, a principios del año pasado, de la mano del crítico y divulgador Jesús García Sierra, ‘Yexus’, y su libro Bernie Wrightson, la expresión del horror, dedicado al icónico autor americano. Y dentro de un mes aproximadamente —sólo falta el envío a imprenta— aparecerán Diez ensayos para pensar el cómic, de Ana Merino; e Imágenes de la enfermedad en el cómic actual, de Inés González Cabeza.

El primero comienza con el estudio de las historietas del indio Patoruzú «y lo que significaron en la construcción de la identidad nacional argentina del siglo XX», pero también «reflexiona sobre la importancia que tuvieron los tebeos en el imaginario de la infancia y la juventud española durante el franquismo», como repasa Trabado. Así, analiza el impacto de los personajes malvados de los tebeos, como Doña Urraca y Don Berrinche, y la proyección simbólica de una realidad atroz que fue recogida por Carlos Giménez en el estremecedor Paracuellos. Además, dialoga con las influencias estadounidenses en muchos autores españoles contemporáneos y reivindica a Max y a Miguelanxo Prado como los pioneros de la novela gráfica en España.

Catedrática en la universidad estadounidense de Iowa, la hija del académico José María Merino ha publicado hasta la fecha nueve poemarios, cuatro obras de teatro, una novela juvenil y cuentos en varias antologías.

Y la afirmación de Trabado en torno a que el cómic puede tratar cualquier tema, incluso los más escabrosos, se aplica a la perfección al texto de Inés González, estudiante e investigadora. Obras como Arrugas, de Paco Roca, o Psychiatric Tales, de Darryl Cunningham, entre otras muy populares, «son un claro ejemplo de los singulares mecanismos narrativos que el cómic emplea para acercarnos a la experiencia subjetiva de la enfermedad», amplía, indicando incluso que estos lenguajes «pueden proporcionar, tanto a pacientes como a profesionales del cuidado de la salud, un mejor entendimiento del fenómeno patológico en todas sus dimensiones». Los libros están coeditados por la ULE y el sello Eolas.