Banner

jueves, 1 de febrero de 2018

‘1937. Objetivo Madrid’: un cómic llena la Guerra Civil española de superhéroes


La Guerra Civil española fue el drama por antonomasia que marcó el siglo XX y cuyas secuelas aún duelen en el XXI. La contienda ha supuesto también un caladero infinito de historias y personajes para todo tipo de creadores y géneros. Pero aunque las tramas ligadas a la fantasía e incluso a la ciencia ficción se han asomado alguna vez a estos años de combates, un subgénero muy ligado a los comics se había mantenido al margen: el de los superhéroes. Hasta ahora, ya que 1937. Objetivo Madrid, ha venido a suplir esta falta.

La obra se presentó este sábado en la Fundación Cajasol por uno de sus impulsores, Rafael Jiménez Sánchez, integrante del colectivo Carmona en Viñetas, que logró la publicación gracias a una colecta participativa en Internet.

El tomo sigue las andanzas de los superhéroes patrios Saeta, Cruzado, Alcázar, Guantelete, Tiznao o Estrella Roja. Todos ellos pueblan las viñetas de un universo propio bautizado como Universo 36 en el que, al estilo Marvel, la historia real se altera, filtrada por un tamiz que convierte en habitual y normal la presencia de personas con superpoderes. El bestiario de personajes ya tuvo su presentación en una primera obra titulada 1936. La batalla de Madrid, impulsada de nuevo por los sevillanos de Carmona en Viñetas.
En 1937. Objetivo Madrid se cuentan las historias de Jarama, Guadalajara y Brunete, tres de las batallas más importantes de la Guerra Civil y que decidieron su resultado final. El cómic es un tomo de 176 páginas con papel estucado 115 gramos mate a color. Con un tamaño de 19 por 29 centímetros y portada en cartulina estucada de 350 gramos en colores y con solapas en encuadernación en rústica, los tres cómics que reúne este tomo están realizados por otros tantos equipos creativos. Profesionales de contrastada valía que pretender crear una obra como no existe en el mercado del cómic de superhéroes español.

La batalla del Jarama cuenta con el guion del propio Rafael Jiménez, el dibujo de José Antonio Sollero y el color de Verónica R. López. La historia de Guadalajara tiene el guion de Dessiré Bressen y el dibujo y color de Juanfra MB, mientras que la batalla de Brunete ha contado con la pluma de Jos, el lápiz de Nacho Tenorio y las tintas y colores de Sergio Mora.