Banner

lunes, 19 de marzo de 2018

'Sex Criminals', el cómic que prohibió Apple (y varias bibliotecas)


La idea llegó como un fogonazo: ¿por qué no detener el tiempo con un orgasmo? Es lo que les sucede a Suzie, una bibliotecaria, y Jon, un actor, ambos protagonistas del cómic 'Sex Criminals', creado por Matt Fraction y Chip Zdarsky, cada vez que tienen sexo y llegan al clímax. La historia rápidamente se convirtió en un éxito en EEUU galardonada con los mejores premios del género -como el Eisner-, además de ser nominada a los Hugo (los Oscar del fantástico). Pero hubo a quien no le gustó aquello, alguien que tiene mucho que decir en la distribución de los libros: la tecnológica Apple se negó a poner en circulación el tomo 2 de la serie a través de su app store debido a que su contenido podría ser “no considerado” para muchas audiencias. Tampoco en algunas bibliotecas del país se vio con buenos ojos. El cómic entró así en la lista negra de los libros con más quejas recibidas (y prohibidos) tanto en 2016 como 2017.

“Cuando ocurrió lo de Apple nos molestamos, porque confiamos en lo digital para asegurarnos de que las personas todavía puedan leerlos en lugares a los que no llegan nuestros libros físicos. Da miedo que una empresa pueda sacar los libros de su servicio de esa manera, sin siquiera un aviso para los lectores. Es como si ya no existiera. Lo de las bibliotecas no fue tan sorprendente, lo que lo hace más triste todavía”, cuentan Matt y Chiop vía correo electrónico. Triste, pero es cierto que no es inusual. En EE.UU son muchos los libros, principalmente novelas gráficas de contenido sexual o violento, los que suelen ser retirados de las bibliotecas por quejas recibidas, según recoge cada año la Asociación de Bibliotecas de EEUU. Los autores, sin embargo, no creen que lo ocurrido obedezca a un aumento del ya de por sí acusado puritanismo que se recrudece en su país en los últimos tiempos. “No, lo que ocurre es que hay muchas más opciones para que la gente lo exprese”, afirma Matt.

'Sex criminals' ha sido publicado en España por Astiberri -hace un mes se lanzó el segundo volumen; en EE.UU ya van por el cuarto- y no ha recibido ningún tipo de crítica por su contenido. Al contrario, esta historia en la que aparecen diversas escenas sexuales ha sido reconocida por la elegancia de su trazo y el respeto a su tratamiento del sexo en las viñetas. Es más, la protagonista principal es una mujer de carácter libre que vive con mucha naturalidad su sexualidad desde que descubrió los orgasmos en la adolescencia. Su capacidad orgásmica, junto a la de su pareja, les posibilita cometer crímenes al conseguir detener el tiempo.

“Creemos en la igualdad y nos esforzamos por asegurarnos de que retratamos a las mujeres de forma reflexiva y completa. No tengo ningún problema si a nuestro trabajo se le tilda de feminista. Al contrario, sería extraño si lo hiciera”, sostiene Chip. Además, según añade, “los dos estábamos de acuerdo desde el principio sobre cómo debemos tratar el sexo. Nunca está ahí para excitar al lector, sino para dar servicio a la historia. Además, amamos a nuestros personajes, por lo que queremos hacer lo correcto por ellos”.
De hecho, ambos autores son muy reconocidos por el público lector de cómics en EE.UU. Desde el principio, cuando el primer volumen de la serie sorprendió a todos. “Creo que fue una combinación de circunstancias aleatorias, suerte tonta y mucho trabajo duro. O quizás por todas las bromas que aparecen sobre el pene”, admite con sorna Matt. Pese a las quejas recibidas y la censura en bibliotecas y por parte de Apple, ambos creadores han seguido trabajando en la serie. Ya tienen preparado el quinto volumen, que se publicará en su país este año. Como ellos mismos señalan: “En realidad lo que queríamos escribir era un cómic romántico”.