Banner

sábado, 26 de mayo de 2018

RTVE:Blas de Lezo, el héroe de la Batalla de Cartagena de Indias, salta al cómic


Uno de los cómics más interesantes de 2015 fue Espadas del fin del mundo, que narraba la increíble victoria de Juan Pablo de Carrión (con apenas 7 barcos y 40 hombres) frente a un millar de piratas japoneses. Ahora, el mismo guionista, Ángel Miranda, narra otra famosa epopeya histórica, la batalla de Cartagena de Indias (1741) en la que Blas de Lezo venció a una flota de 186 barcos ingleses y 30.000 soldados, ¡con solo 6 barcos y 3.000 hombres!.

En Blas de Lezo, el cómic, le acompañan el dibujante Guillermo Mogorrón (X-Men) y Ramón Vega, investigador y comisario de exposiciones para el Museo Naval de Madrid. Se desarrollará en dos volúmenes y quieren financiarlo mediante una campaña de crowfunding que está siendo un éxito. Os animamos a participar.

“Lezo -nos comenta Ángel Miranda- es una de las figuras históricas con más potencia narrativa de nuestra historia. Perdió la pierna en combate cuando sólo era un niño, y en lugar de retirarse con honores a la corte decidió continuar con una vida de lucha y victorias inauditas en las que se dejó el ojo y la movilidad del brazo por el camino”.

“Cartagena de Indias –añade el guionista- también cuenta con todos los ingredientes necesarios para un gran cómic: una de las mayores flotas conocidas hasta la fecha en América contra una resistencia diez veces menor, a lo que se sumaron unas tensiones internas en ambos bandos que sacaron a todos de quicio. Todo bajo la mirada atenta de ambos imperios. ¡Puro conflicto dramático!”.


Blas de Lezo

Destaca el retrato que Guillermo Mogorrón hace de Blas de Lezo: “Me gusta combinar dos enfoques, uno histórico que parte de los datos que tenemos (su retrato, su vida o escritos), y otro artístico que es como si un director de casting elige a un actor determinado para darle cara”.

“Por la parte histórica contamos con varios retratos -añade el dibujante- y para definir su personalidad disponemos de mucha documentación sobre su figura y su vida. En cuanto a la parte artística, me meto en su piel y me imagino que aun llevando peluca y maquillaje -que era la moda-, la cara de un marino estaría curtida por su exposición a la intemperie, la sal, el sol, el viento... En mis primeros diseños me lo imaginaba con un gesto más o menos feroz, pero intento no caer en la caricatura. Sabemos que tenía un carácter duro, pero también conocemos más matices humanos, y ese diseño debe tener flexibilidad suficiente para mostrarlos”.

Pero... ¿Cómo es posible que Blas de Lezo venciese a una armada tan superior? “Era un estratega brillante y tuvo buenos compañeros a su lado –asegura ángel-. Superó sus debilidades con astucia, predijo la prepotencia de su oponente, el almirante británico Edward Vernon, y jugó con el clima tropical, las enfermedades y la orografía. Además, los tenía muy bien puestos”.


Los ingleses ya habían acuñado las medallas de su victoria


Una de las cosas más curiosas de este episodio histórico es que los ingleses, sabiéndose muy superiores, ya habían acuñado las medallas conmemorativas de su victoria. “Así fue –asegura Ángel- . A media batalla, Vernon vendió la piel del oso antes de haberlo cazado, enviando noticias sobre su supuesta victoria”.

“En Londres –continúa el guionista- recibieron la misiva con entusiasmo y acuñaron monedas (medallas conmemorativas) en las que Lezo aparece arrodillado. En algunas incluso le reimplantaron la pierna para que pareciera todo más digno. Al final las tuvieron que meter bajo la alfombra, y a día de hoy valen un buen dinero. Por cierto, tenemos réplicas en el crowdfunding”.


Un héroe menospreciado

Otra curiosidad muy española es que, pese a su gran victoria, Blas de Lezo fue menospreciado por la corona española. E incluso hoy en día prácticamente lo hemos olvidado. “Supongo –asegura Ángel- que la historia de España sigue estigmatizada y politizada, pese a tener pasajes y personajes increíbles. Preferimos fijarnos en las narraciones extranjeras, aunque las hayamos escuchado ya mil veces. En los últimos años Lezo se ha hecho muy famoso, y aunque hoy ya no es una batalla desconocida, se ha mitificado y hay muchos detalles que aún no son de conocimiento popular”.

“Lezo -añade Ángel- infundía un gran valor en sus hombres, pero al mismo tiempo tenía poca paciencia con los asuntos “políticos”. Su papel en la batalla acabó siendo menospreciado y falleció sin un reconocimiento adecuado, con mucho rencor en la sangre. Tras su muerte, Carlos III sí reconocería su labor y le daría el título del Marquesado de Oviedo a su hijo".

Ángel destaca la labor en el cómic de Ramón Vega, investigador y comisario de exposiciones para el Museo Naval de Madrid: “Ha sido fundamental para crear una obra con la calidad y la ambientación que buscamos. Yo soy aficionado a la historia, pero un cómic de estas características requiere conocimientos profundos y detallados. Entre los tres autores queremos crear un cómic original, una buena mezcla de espectacularidad, argumento y rigor. Nos incentivamos unos a otros y nos advertimos cuando nos excedemos en cada faceta. Además recurrimos a otros especialistas como arquitectos o botánicos”.


Un cómic espectacular

Un cómic de una gran batalla como esta, requiere un tratamiento gráfico espectacular. Como el que nos ofrecerá Guillermo Mogorrón, un joven autor que ha trabajado para editoriales norteamericanas tan populares como Marvel (X-Men, DC o IDW. Y que también tiene una carrera destacada en el mundo de la animación.

“En este caso –asegura el dibujante- he sido fiel a mi estilo. Mi idea era usar las herramientas visuales y narrativas de un cómic popular como el de superhéroes, pero aplicado al cómic histórico. Obviamente sin tipos musculosos corriendo en mallas, pero sí en el uso de viñetas espectaculares, acercando la cámara al momento de la acción, o acelerando el ritmo según la situación sea más frenética”.

“Aparte de eso -añade-, dibujar esta batalla va a ser un reto, porque el cómic exige mucho rigor histórico, que es por lo que Ramón Vega nos presta una ayuda increíble dándonos datos, referencias y explicaciones, y además está atento cuando me equivoco en algo. Entre todos los miembros del equipo queremos que la batalla no esté sólo dibujada, sino recreada, dentro de nuestras posibilidades”.


Una gran documentación

Destacar también la excelente documentación que se aprecia en cada viñeta. “El historiador Ramón Vega –afirma Guillermo-, nos está allanando el camino proporcionándonos datos sobre cada pequeño detalle del periodo, desde explicaciones a fotos de objetos en museos, documentos o escenas de películas que son correctas y nos valen para el proyecto. También hemos podido hacer varias visitas con él al Museo Naval de Madrid, que dispone de muchísimo material de la época, incluso modelos de barcos con todo detalle que valen de referencia para entender la escala, cómo funcionaban, cómo era la vida a bordo, etc…”

“La documentación más difícil de revisar hasta el momento -añade- ha sido el visionado de varios vídeos de recreación de operaciones de la época, por parte de actores, pero que retratan con todo detalle el proceso quirúrgico que sufrió el protagonista de joven, cuando le amputaron la pierna. Esa operación puede verse en las páginas que ya hemos publicado en la web de la campaña”.


Lo mejor de documentarte tanto es la verosimilitud que consigue el cómic y que descubres cosas interesantes, como nos confiesa Guillermo: “Lo que más me llamó la atención cuando empecé a documentarme fue la escala monstruosa de algunos barcos de la época, y las condiciones de la vida a bordo, que eran durísimas”.

Destacar también el color, a cargo del propio Guillermo: “Para mí es muy importante -afirma- Toda. Lo hago yo mismo y siempre he admirado a autores que sabían no sólo iluminar bien o entonar, sino situarte en una escena determinada o en un momento emocional utilizando los colores de un cómic. Mis referencias en este sentido han sido gente como Richard Corben, Daniel Acuña o Dave Stewart. Además, planteo el diseño de cada escena con una gama determinada de colores que tienen que situarnos en los barcos, en los fuertes, en mitad de la batalla o bajo la lluvia de la selva. Va a ser importantísimo, espero”.
Sus proyectos

En cuanto a futuros proyectos, Ángel nos comenta que: “Ya tenemos otro par de figuras históricas en la carpeta de proyectos, aunque en el futuro me gustaría probar otros géneros y ambientaciones. Lo importante es presentar algo original por temática o enfoque, que se salga de las historias manidas. Por de pronto tenemos Lezo para al menos un par de años”.

En cuanto a Guillermo: “En este momento mi proyecto más importante es este cómic, que me ocupará la mayor parte de mi tiempo de aquí a un año, cuando planeamos tenerlo listo. Además, habrá un segundo tomo si los lectores son tan generosos como en ésta primera campaña. Aparte de eso colaboro con ilustraciones en algunos libros y cómics, y planeo poder sacar en el futuro un cómic con bichos gigantescos, ciencia ficción y artes marciales, que no tiene nada que ver con lo histórico, pero que también me apetece”.

De momento, el éxito de la campaña de crowfunding parece haber asegurado el segundo tomo de este cómic que rescata una de las epopeyas más sorprendentes de la historia de España.