Banner

viernes, 1 de junio de 2018

El cómic también es una cuestión de género


Las ilustradoras Begoña García- Alén (Pontevedra, 1989) y Ana Galvañ (Murcia, 1975) analizaron junto a Rubén Romero (“Fosfatina”) la presencia de la mujer en el mundo del cómic. “Creo que como en todos los ámbitos, las mujeres están ahí, pero es ahora cuando hay una apertura de miras, comienza a visualizar su presencia, dándoles voz y voto”. Sin embargo, García-Alén también puntualiza que “es muy difícil limitar a pequeños cubículos el tema de género”. El año pasado fue nominada como autora revelación con su última publicación “Nuevas estructuras”: “Los premios y las distinciones tienen importancia y que en el Salón de Barcelona la mitad de las nominadas este año fueran mujeres indica un cambio muy grande; para mí es importante el reconocimiento, pero no es determinante”.

A su lado, Galvañ considera que “la discriminación a la mujer en el mundo de la ilustración no es directa, es velada; muchas veces inconsciente, que empieza con la colocación de los hombres en los puestos de poder”. Comisaria de exposiciones, reconoce que como tal tiene una visión muy abierta: “Sigo a muchas mujeres y siempre las he tenido en cuenta, cumplo con la pariedad para valorándolas de la misma manera que a los autores masculinos”. Al igual que  García-Alén descarta que se pueda hablar de un estilo según el género: “Hay hombres muy sensibles y mujeres supermacarras, cuando se hace ese tipo de clasificación es un con una visión despectiva, reproduciendo roles sociales que se nos asignan”.


La mesa redonda se celebró en el centro social Afundación, dentro de la programación paralela de la exposición “Arte no cómic”.