Banner

viernes, 11 de diciembre de 2020

Muere el mítico dibujante norteamericano Richard Corben


 "Es con gran pesar y pérdida que debo compartir la triste noticia de que Richard Corben murió el 2 de diciembre de 2020 después de una cirugía cardíaca. Su familia, amigos y fanáticos lo extrañarán muchísimo. Richard agradeció mucho el amor por su arte que ustedes, sus fans, demostraron. Su apoyo durante décadas significó mucho para él". Así ha despedido su viuda, Dona Corben, al creador de Den, uno de los mayores artistas de la historia de los cómics.

Hace apenas un par de años, en 2018, el Festival de Anguleme le concedió el gran premio honorífico por toda su carrera. Y dentro de unos días ECC ediciones va a reeditar una de sus obras más conocidas, Mundo mutante, restaurada por el propio autor. Una edición definitiva supervisada por los autores que incluye sus introducciones originales y un artículo exclusivo firmado por el colorista José Villarrubia.

Richard Corben (Misuri, 1940) era uno de los mejores y más influyentes dibujantes de cómics de la historia. Su irrupción en el cómic norteamericano, en los años 70, cambió para siempre la forma de hacer tebeos y sus páginas a color fueron la primera losa para los populares colores de puntitos que imperaban en el cómic de la época. Aparte de ser uno de los artistas más imitados y reverenciados de los últimos cincuenta años.

Una de las cosas que elevaron a Richard Corben a la categoría de mito fue ese excepcional uso del color.  Utilizaba todo lo que caía en sus manos, desde el lápiz al aerógrafo (fue uno de los pioneros en esa técnica), pasando por el óleo las maquetas, el modelado en 3D... De hecho, muchos opinamos que, en ese aspecto, todavía no ha logrado ser superado. Aunque también era un maestro del blanco y negro, como demostró con sus cómics de terror.

"Un color que no había visto nunca"

El premiado colorista español José Villarrubia, que colaboró con Corben en estos últimos años, describía así el trabajo de Corben en una entrevista que le hicimos: “Cuando descubrí sus trabajos, en mi adolescencia, fue un shock total. Era un color que no había visto nunca, ni en cómics ni en ningún otro medio, con unos colores saturados, muchas veces complementarios que bañaban las páginas en tintas, a veces tan fuertes, que cargaban el impacto emocional de las imágenes. Y los dibujos eran tan tridimensionales, que estaban a años luz de lo que había visto hasta ese momento".

"La sensualidad de su arte, el dramatismo, el valor de atreverse a traspasar los límites del buen gusto y las combinaciones sensibles de color, me influenciaron muchísimo como artista, antes de dedicarme a los cómics -añadía Villarrubia-. Y ahora las vuelvo a ver con gran admiración por todo el trabajo de investigación que hacía en esas obras”.

Un maestro del terror y la ciencia ficción

Corben empezó en el circuito underground con obras de ciencia ficción y fantasía en las que destacaba su sentido del humor y donde empezó a despuntar con su personaje Rowlfs, pero su consagración le llegaría a partir de 1972 cuando dejó su trabajo en una empresa para colaborar en las famosas revistas de terror y ciencia ficción de Warren.

Durante 8 años Corben ilustró unas 40 historias para esa compañía, durante las que asistimos a la rápida evolución de un genio, y vimos como nacía esa estética que luego plasmaría en otros proyectos más personales como Den (un salvaje musculoso que vagaba desnudo por un mundo habitado por brujos, monstruos y mujeres de grandes pechos), sin duda su personaje más popular.

Corben también fue famoso por el erotismo de sus obras y por ser uno de los primeros en atreverse con los desnudos masculinos en los cómics comerciales. Siempre con muy buen gusto, eso sí.

Den, el personaje que le hizo famoso en todo el mundo

Pero el personaje que le hizo famoso en todo el mundo fue el mencionado Den, una saga que mezclaba la fantasía heróica y la ciencia ficción y que estaba protagonizada protagonizada por un musculoso guerrero (que tenía un miembro viril descomunal), con la que se adelantó a las novelas gráficas, y que protagonizó uno de los fragmentos de la famosa película Heavy Metal (Gerald Potterton, 1981), la primera cinta de animación para adultos de la historia.

El personaje, que procedía de un corto anterior de Corben, Neverwhere (1971), era un ingeniero de la Kansas contemporánea que se trasladaba a un mundo de violencia y grandes aventuras, convertido en un héroe musculoso.

Prueba de su fama es que la enciclopedia Historia de los Cómics, publicada en los 70 por Toutain y dirigida por Javier Coma, le dedicaba un capítulo entero. Toutain también edito un libro con sus mejores ilustraciones, Vuelo a la fantasía, en el que recogía desde sus primeros trabajos en fanzines a sus obras más conocidas. 

Después llegarían otras de sus grandes obras que le convirtieron en el dibujante más popular del boom del cómic adulto, como sus colaboraciones con el guionista Jan Strand en Las mil y una noches o el mencionado Mundo mutante. Eso le permitiría crear su propio sello editorial (Fantagor Press), donde publicó títulos como Den saga, Horror in the dark, Rip in time y muchos más.

Además reallizaría numerosas ilustraciones y portadas para discos entre las que destaca la de Bat out of hell, de Meat Loaf. 

Sus últimos años

En sus últimos años, desaparecido el cómic adulto al que tanto contribuyó, Corben aceptó trabajos de editoriales como DC, Marvel o Dark horse, ilustrando personajes como Conan, The Punisher, Hellblazer, Aliens o Hellboy.

Y nuevas historias de terror y adaptaciones de H.P Lovecraft y Edgar Allan Poe, en las que seguía demostrando su clase y su dominio del blanco y negro. 

Un dibujante que contribuyó como pocos a que se reconociera el cómic como Arte, con mayúsculas, por lo menos durante una temporada. Y cuya influencia se sigue notando en los artistas actuales, aunque nadie haya logrado igualarle.

Desgraciadamente hace tiempo que sus grandes obras no se reeditan en España porque Corben era muy exigente y no estaba contento con ellas, por lo que había empezado a restaurar algunas como la mencionada Mundo mutante, cuya publicación se ha convertido en un improvisado homenaje a este gran autor.