Banner

martes, 11 de junio de 2013

Entrevista a Mateo Guerrero para "Días de Cómic"




Mateo Guerrero. Nacido en 1976, se diplomó en magisterio pero en 1995, con 19 años, decidió emprender una carrera como dibujante con tres historietas cortas para la revista Otaku (Norma Editorial), y luego con Zeon (un tebeo editado por Camaleón). En 1998 creó para Planeta-DeAgostini la serie 'Crónicas de Mesene' junto al guionista Roke Gonzalez, la cual continuaría publicándose bajo el sello Dude Cómics desde 1999. En 2000 dibujó la serie 'Cazadores en la Red' para Norma Editorial, realizando sesenta y cuatro entregas de dos páginas cada una que terminaron publicándose en Mi País (suplemento infantil del diario El País). La primera entrega también apareció en el número uno de la revista ¡Dibus!.

En 2001, Guerrero pasó a trabajar para el mercado internacional, primero en Estados Unidos participando como entintador y como dibujante en 'Warlands: The Age of Ice', 'Warlands: Banished Knights' y 'WarLands: Dark Tide Rising', más una colaboración en 'Crossing Midnight' número 16 para el sello Vertigo de DC Comics. Posteriormente, dejó este mercado tras ser reclamado por el editor Humano, dibujando en la serie 'Lost Scion' para Shogun Magazine y llevando a feliz término dos álbumes de 'DragonSeed' (Les Humanoïdes Associés en 2006-2007). Desde el año siguiente inició su colaboración con el sello belga Le Lombard, dibujando y participando en el guión de 'Beast' (tres libros entre 2008 y 2010). Con esta última editorial publicó en 2010 el primer álbum de su serie como autor completo, 'Turo'.

El estilo de Guerrero se caracteriza por aunar una fuerte influencia del anime y del manga, que el autor ha desarrollado sobre otras referencias procedentes de los cómics de superhéroes y, finalmente, de los cómics francobelgas. Desarrolla una narrativa muy dinámica, siempre muy vigilante de la composición de la plana.

 -¿Cómo empezó tu contacto con el mundo del cómic?
  
De forma natural. Cuando yo estaba en el colegio, los niños todavía cambiábamos tebeos en el recreo. Aún recuerdo el primer tebeo que me compró mi madre, un día al salir del dentista... No sabía leer y ya entonces me fascinó.


-Uno de los primeros cómics de un autor español que leí fue 'Crónicas de Mesene', una de tus primeras obras. ¿Cómo ha evolucionado tu obra desde entonces?

¡Buff! En 'Mesene' empecé a aprender el oficio. Era la primera vez que trabajaba con un guionista y tuve que adaptarme a su narrativa y dibujar muchas cosas que no me las había imaginado yo, o sea, que no había forma de buscar un truco para eludirlo. Desde entonces han pasado 16 años. Ahora soy un autor maduro con más de 1.500 páginas de tebeos publicadas.

 -A lo largo de tu carrera, has pasado por el mercado español, estadounidense y franco-belga ¿En qué se diferencian?

El mercado español apenas existe, así que básicamente son unos fanzines bien editados, porque pocos son los autores que se ganan la vida trabajando aquí. El mercado americano es muy exigente con las fechas de entrega, y en las páginas debes producir el material más espectacular que te sea posible. En Francia el ritmo es más lento, pero las horas de trabajo son las mismas porque debes dar la máxima calidad de la que seas capaz, con atención hasta al más mínimo detalle.

-¿Con cuál te quedarías?

Estoy muy cómodo en el formato francés. Pero no me niego a hacer alguna incursión en el americano, como esporádicamente hago, o incluso en el japonés.

-Tu última obra publicada en España es 'Turo' ¿Qué tal su aceptación y que sorpresas nos reserva el personaje en su próximo número?

Por lo que percibo, la respuesta del público ha sido muy cálida a un proyecto de entretenimiento como es 'Turo'. En el próximo número pasan muchas cosas, pero lo que puedo decir es que las aventuras continúan y los personajes evolucionan.

-¿Nos podrías avanzar algún futuro proyecto?

Un álbum histórico sobre una guerra civil francesa, con Casterman. Empiezo con él en breve.


-¿Cuál de los personajes que has creado es tu favorito?

Hay varios, pero me lo he pasado muy bien dibujando a Ragnar y Baran (Roke y yo nos volcamos en ellos durante varios años), Eji y Yunze de 'Beast' y con Turo, Maldonado y Léa, porque son entrañables.


-¿Hay algún personaje  de cómic que te haya marcado?

Pienso que DareDevil y Son Goku. El primero es un personaje muy humano pese a ser un superhéroe, al que la vida ha golpeado duro. Y el segundo es uno de esos personajes que en la adolescencia te gustan, con su enorme fortaleza pero con su toque de dulzura e inocencia.


-La mayoría de la gente no ha leído muchos cómics, y alguna vez has comentado que si tuvieras que enseñar algo en la universidad sería como leer un cómic. ¿Cómo se lee un cómic?

Leer un cómic no es leerte un libro ni ver una película. Entre cada viñeta hay elipsis narrativas que tienes que rellenar con tu imaginación. Hay viñetas en las que puedes entretenerte viendo el dibujo y otras en las que sólo debes pasar la mirada por ellas de forma rápida... Leyendo tebeos, realizas una actividad en la que participas, no eres un mero receptor del producto.

 -Aconséjanos un cómic para leer este mes.

-Mejor te aconsejo tres: 'EL Gran Muerto' con Loisel como guionista ,'Portugal' de Pedrosa y 'La piel del Oso' de Zidrou y Oriol.