Banner

domingo, 1 de febrero de 2015

El Mundo:Altarriba y Keko reciben en Angulema el premio de la crítica de cómic


El guionista Antonio Altarriba y el dibujante 'Keko' (José Antonio Godoy Cazorla), se convirtieron este jueves en los primeros españoles en recibir el Gran Premio ACBD de la Crítica en Francia por el cómic 'Yo, asesino', una reflexión en blanco, negro y rojo sobre el arte de la muerte.

"Estamos contentísimos. Es mi primer año en Angulema como autor y no se puede decir que he podido tener una mejor entrada. Ha sido por la puerta grande", comentó Keko (Madrid, 1963) tras recibir el galardón por una obra que se impuso entre 3.943 álbumes considerados por un jurado de 84 periodistas que escriben sobre cómic en Francia.

Los organizadores buscan con el galardón "apoyar y revalorizar, con un espíritu de exploración, un álbum de cómic publicado en lengua francesa, con fuerte exigencia narrativa gráfica, marcado por su potencia, su originalidad, la novedad de su propuesta o los medios que el autor despliega".

La trama de 'Yo, asesino', con una factura gráfica sobria y potente, gira en torno al delirio de un profesor de la Universidad del País Vasco (UPV) que mata de forma completamente gratuita para sublimar el asesinato como expresión artística.

"El protagonista del libro se presenta como amoral, pero el fondo del libro es profundamente moral, en el sentido de que efectivamente se instala en la barrera entre la gratuidad y la motivación imposible de un crimen", explicó Altarriba al recibir el premio, que se falla desde 1984.

En tiempos de los atentado yihadistas

El acto se desarrolló en el Museo del Cómic de Angulema durante el festival internacional de la historieta, que desde hoy y hasta el próximo domingo convierte esa localidad del centro-oeste de Francia en la capital mundial del noveno arte.

La de este año, la 42 edición, arranca enrarecida por el reciente atentado yihadista en París contra la revista satírica 'Charlie Hebdo', que se saldó con 12 muertos, entre ellos algunos de sus más célebres dibujantes.

Ese atentado contra la libertad de expresión en general, y contra los humoristas gráficos en particular, ha teñido de luto el festival, que rinde diversos homenajes a 'Charlie Hebdo' entre medidas de seguridad visiblemente reforzadas.

"Creo que 'Yo, asesino' es perfectamente pertinente en las circunstancias que han rodeado el atentado contra 'Charlie Hebdo'", agregó Altarriba (Zaragoza, 1952) a las puertas de una exposición retrospectiva sobre esa gamberra revista francesa.

El autor, laureado con el Premio Nacional del Cómic de España en 2010 por la novela gráfica 'El arte de volar', con dibujos de Kim, conoce de primera mano la violencia terrorista y, por ejemplo, vio arder el coche bomba que en 2000 mató en el campus de Vitoria al político socialista Fernando Buesa y a su escolta.

Altarriba incidió en que 'Yo, asesino' hace "reflexionar sobre lo que lleva a algunas personas a tomar esta decisión de acabar con la vida de otros, simplemente por unas ideas, unos principios, una posición política o religiosa".

"¿Qué es lo que desencadena esa pulsión asesina que probablemente llevamos todos dentro, qué hace falta meter en la cabeza de un hombre o de una mujer para que, enfrentado con un arma, se dedique a disparar?", se preguntó Altarriba, que durante más de tres décadas trabajó como catedrático de literatura francesa en la Universidad del País Vasco.

El autor, cuya obra no soslaya el fenómeno de la violencia terrorista y las circunstancias que la rodean, recordó que en su experiencia como docente descubría habitualmente "que algún alumno o alumna eran miembros de ETA".

"Una de las cosas que me interesaban como profesor era saber quién le ha metido a este chico que tiene que matar por la patria, porque esa es la verdadera munición con la que se cargan esas armas", subrayó.

"Aunque resulte demasiado trágico, es un libro que reflexiona sobre esa sinrazón y esa locura que lleva a una serie de fanáticos a adoptar posiciones extremas y a que consideren que eliminar al disidente es la única manera de resolver los problemas", añadió Altarriba.