Banner

viernes, 6 de febrero de 2015

El Mundo:Vuelve el diablillo de Subterfuge


Los 90 fueron los años de la explosión de la música "indie" en España, pero también coincidió una generación de dibujantes de cómic anárquicos y provocadores, que plasmaron en sus viñetas sus obsesiones: la cultura basura, el gore, el rock alternativo, la violencia irracional, el porno más enfermizo. Nombres hoy consagrados como Miguel Ángel Martín y Paco Alcázar sacaron sus primeros dibujos en el fanzine del sello musical Subterfuge.

La editorial Autsaider Cómics recopila ahora en un libro ese valioso legado, la respuesta española a autores de culto como Daniel Clowes, Peter Bagge, Chester Brown y Charles Burns. 'Subterfuge Comix: 25 años más allá del underground' propone un viaje a un pasado no tan lejano, donde la industria del cómic nacional era invisible desde un punto de vista comercial, pero en el que se desató una efervescente creatividad.

"En aquellos años era imposible vivir de ello, esto era un desierto. No se había producido aún el auge de la novela gráfica. Para los autores españoles, las cosas mejorarían más adelante con la aparición del Premio Nacional y la repercusión de nombres como Paco Roca", comenta a este periódico Borja Crespo (Bilbao, 1971), el que fuera responsable de la editorial de cómics en Subterfuge.

"Hoy tendríamos problemas"

Subterfuge Comix se convirtió en un refugio para los creadores más transgresores, un lugar único marcado por "lo vital, las ganas de romper, el talento brutal de unos y la desinhibición amateur de otros", donde salían impresas "desde salvajadas impublicables en ningún otro lugar hasta historietas de terror "naif" casi infantil", como se afirma en el libro.

En sus páginas había "mucho sexo y ultraviolencia", aquello era "como Crumb elevado a la enésima potencia", apunta Borja Crespo, que destaca "el delirio gráfico y la libertad creativa" de la que gozaban. "Se pasaba por la oficina mucha gente que luego se han hecho famosos. Buscábamos autores que pegaran con nuestro rollo". Así surgió la Línea Tremenda, formada por el propio Crespo, Ladrón y Enrique Lorenzana, responsables de algunas historias realmente perversas e incómodas.

"Siempre publicábamos lo que queríamos. Con muchas cosas que salieron en esa época hoy tendríamos problemas. Como no había internet, no te enterabas de lo que decía esa gente que ahora se dedica a despotricar desde el anonimato; supongo que éramos más felices", reflexiona Crespo, que ha seguido colaborando con Miguel Ángel Martín (autor de 'Brian The Brain', además de creador del diablillo que hace de mascota de Subterfuge) en proyectos transgresores, como el corto 'Snuff 2000' y la película 'Neuroworld'.

Aprovechando el pelotazo de Dover

Borja Crespo recuerda que se trasladó a Madrid para llevar la división de cómic en Subterfuge en 1997, "aprovechando el tirón del sello gracias al pelotazo que dio Dover" con 'Devil Came to Me'. "Fabricábamos los fanzines con recorta y pega, o nos marcábamos un diseño casposo con el ordenata de un colega cuyo resultado había que llevar a la imprenta en 40 millones de disquetes". En esa época, "los tebeos se hacían a mano" y reinaba "el do it yourself y la apología de la tipografía imposible, el olor a pegamento y los envíos por correo ordinario", recuerda en el prólogo.

El primer álbum que publicaron fue '¿Dónde están las tripas, matarile?' (Ladrón, 1995) y el último el tomo 'Sicotronic Records' (Miguel Ángel Martín, 2002). Entre tanto, sacaron a la luz algunas de las primeras obras de Paco Alcázar ('Porque te gusta'), Fermín Solís ('Dando tumbos'), Enrique ('Anal infection'), Daniel García ('Putchnik'), Gallego Bros. ('El infierno de Dante'), Chema García ('Diox El Exterminador'), Elreydespaña ('Cabrón') y Miguel B. Núñez ('Interferencias'), entre otras.

"Algunos títulos fueron un hito para su época. Llegamos a vender varios miles de ejemplares de 'La Cebolla Asesina' (Javirroyo) o de 'Freaks in love' (Sergio Córdoba), protagonizado por unos adolescentes que escuchaban grupos que podían coincidir con lo que editaba Subterfuge". La relación entre ambos universos (el cómic y la música) era fructífera: Paco Alcázar y Miguel B. Núñez formaron el proyecto de punk electrónico Humbert Humbert, mientras que Borja Crespo sigue realizando vídeos para bandas como Bravo Fisher!

El recopilatorio se presenta este viernes 6 de febrero en la librería La Central de Madrid (Postigo de San Martín, 8), a las 19 horas, con la presencia de Carlos Galán (director y fundador de Subterfuge) y los dibujantes Borja Crespo, Koldo Serra y Joaquín Ladrón. Además, habrá una actuación de Pantones y se podrá ver su nuevo videoclip 'Atrapado en el tiempo', dirigido por Borja Crespo.