Banner

lunes, 12 de octubre de 2015

ABC:"Amores minúsculos",historias cotidianas nacidas en el cómic.


Hace algo más de un año se estrenaba en la sala Nave 73 «Amores minúsculos», una función sencilla y cotidiana con un origen cuando menos curioso: era una adaptación de un popular comic de Alfonso Casas. Nacía, dice uno de sus creadores, Iñaki Nieto, de la necesidad de contar esa historia y con la pretensión de estar tan solo unos días en escena. El éxito, sin embargo, la llevó primero al teatro Lara y ahora al teatro Nuevo Apolo, donde estará los viernes y los sábados a las 22,30 horas. Dirigida por el propio Nieto, cuenta con un doble reparto, que componen Celia Arias, José Asunción, Pablo Castañón, Álvaro Cea, Ángel de Miguel, Héctor González, Miriam Juanes, Javier Martínez, Rebeca Plaza, Ramón San Román y Mariona Tena.

La idea de llevar este comic a la escena fue, según cuenta Iñaki Nieto, de uno de sus socios, Diego Rebollo. «Llevábamos mucho tiempo buscando un buen proyecto por el que apostar, simplemente por el placer de volver a producir teatro. Me dio a leer el cómic y me encantó. Enseguida empecé a escribir la adaptación y a darle estructura dramática a las tres historias que cuenta Alfonso». Con la ayuda de Rebollo y de Eduardo Díaz, el tercer socio de Los zurdos, concluyó el guión, que presentaron a Alfonso Casas. «No nos daba los derechos sin leer antes el texto», cuenta Nieto.

Lo que en principio iban a ser dos semanas «para quitarnos el gusanillo» se ha convertido en más de un año. «Tanto los medios de comunicación como el público acudieron a ver la función -sigue Nieto-. Ampliamos en Nave 73, fuimos al Lara, y hasta aquí. Hemos tenido muy buenas críticas; es una obra muy emocional, muy sólida, con un desenlace que hace que la gente se quede impactada. Llega mucho al público». De hecho, cuenta Nieto, han recibido peticiones para montar la obra en Francia, Estados Unidos y Chile.

El amor, lógicamente, es el gran imán de la historia de «Amores minúsculos». «Es una historia pensada para los espectadores. El amor se entiende en todos los idiomas. Y se presenta de una manera muy simple; creo que ahí está el secreto. Que el público no espere una gran dramaturgia ni una gran estructura».

Las agendas de los actores y una gira prevista -a partir del 28 de febrero se presentará en la sala Capitol de Barcelona- obliga a mantener tres repartos. La intención de los creadores de la función, confiesa Nieto, era dirigirse a un público joven. «Pero viene público de todas las edades y se lo pasa pipa. Las señoras mayores se quedan al final para abrazar a los actores.... Creo que tiene un punto de cierta melancolía que conecta muy bien con determinados espectadores más mayores. Tanto ellos como los jóvenes se sienten identificados, estos porque les está pasando y los otros porque les ha pasado».

Respetando completamente los personajes creados por Alfonso Casas, Iñaki Nieto quiso mostrar personajes muy reconocibles. personajes prototípicos. «El público se va identificando bien con los personajes o bien con las historias. Y creo que esa es parte de la magia». Pero la clave de esta magia que tiene, según Nieto, «es la emoción. El público se emociona mucho, ríe, llora...»

Para su llegada al teatro Nuevo Apolo, ha tenido que modificar su puesta en escena. En ella ha adquirido protagonismo el propio cómic, presente a través de unas proyecciones. «Sin perder intimidad ni sencillez, quería darle un toque de mayor calidad que justifique que la obra se presente en un teatro más grande. Hablamos con Alfonso para aprovechar ciertas imágenes del cómic para introducirlas en las escenas. Incluso hay momentos donde los personajes salen de las viñetas».