Banner

jueves, 24 de diciembre de 2015

ABC:Tres cómics inquietantes para esta Navidad


La Navidad es época luminosa y proclive a la risa y al jolgorio. Pero como siempre, los extremos se tocan, así que en un santiamén la sonrisa puede quedar congelada, a pesar de que la nieve no tenga visos de aparecer. El mundo del cómic nos ofrece tres novedades, cuando menos, inquietantes. La más relacionada con estas fechas es «Navilandia» (La Cúpula, 18 euros), firmada por el francés Didier Vasseur , cuyo alias es Tronchet.

No es estrictamente una novedad, porque en realidad ganó el Grand Prix de L'Humour Noir en 1995, pero sí que acaba de aparecer editado estos días en España. Y, efectivamente, está lleno de humor negro. Es la historia de un país al estilo del descrito en «1984», donde todos los días del año es Navidad por decreto presidencial. Es la manera que tiene el principal mandatario de asegurar la felicidad de sus súbditos. Pero claro, sonreír por obligación no tiene gracia.

La tristeza o la mala salud son perseguidos duramente por las Brigadas de Amigos Juerguistas, y solo unos cuantos «terroristas» se atreven a desafiar la tiranía de la alegría. Entre ellos, un hombre corriente que se enamora de una chica cuyo pecado es haber estornudado en público, por lo que es enviada inmediatamente a un centro sanitario donde penará por un tiempo. Por ella es capaz de encabezar la revolución.

«Alena» (Sapristi, 22,90 euros), por su parte, es directamente una historia de terror. Del psicológico y del de sustos. Su título es también el nombre de la protagonista, una adolescente que no acaba de superar la muerte de su mejor amiga. Sobre todo porque esta ocurrió delante de sus ojos y porque ella, la muerta, se le aparece continuamente. Y con muy malas intenciones. Para empeorar las cosas, Alena es la chica rara de clase y sufre las burlas de sus compañeras. La cosa huele a venganza, y bastante atroz. Su autor es un joven autor sueco, Kim W. Andersson, y ha sido tal su éxito que ya hay una versión cinematográfica titulada del mismo modo, y que pudo verse en el último Festival de Fantástico de Sitges.

En tercer lugar nos encontramos con «Chucrut» (Salamandra, 17 euros), ganador del VIII Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Salamandra Graphic 2014. También en esta caso la autora, Ana Sainz Quesada, utiliza un seudónimo, Anapurna. Nacida en Palma de Mallorca en 1990, su padre era dueño de una librería especializada en cómics, así que se dejó llevar por estas influencias y estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona. Este es su debut en la novela gráfica, y nos habla de una chica que viaja a Alemania a estudiar Bellas Artes. Allí se mezcla la tristeza por la reciente pérdida de su progenitor con la inquietud por las extrañas actividades que lleva a cabo la dueña de la casa donde se aloja en el sótano. La noticia de desaparición de cadáveres en un hospital cercano llena llega a obsesionar a la muchacha, que, como no podía ser menos, decide bajar al misterioso cuarto a pesar de las advertencias de la señora.