Banner

jueves, 18 de febrero de 2016

RTVE:Los grandes del cómic homenajean a los maestros de la pintura


Los grandes dibujantes de cómic suelen buscar inspiración en obras maestras de la pintura para sus ilustraciones o viñetas. Y también han recreado cuadros de pintores universales como Goya, Rembrandt o Picasso. Lo podemos comprobar en una gran exposición, en Madrid, que recoge las obras de 60 de esos grandes dibujantes y que se inaugura este jueves. Su título: El Arte en el Cómic.

El experto en el tema, Asier Mensuro, es el comisario de esta imprescindible muestra que puede verse hasta el 15 de mayo en la planta 2 del Espacio Fundación Telefónica, en plena Gran Vía madrileña. Una exposición que muestra obras emblemáticas de la historia del arte a través de la visión de numerosos dibujantes de cómic, iniciativas de museos en torno al cómic y una iniciativa de Fundación Telefónica de reinterpretar 10 obras claves de su colección artística en viñetas. Una muestra que, por cierto, cuanta con la colaboración de Radio 3.

La exposición

"La exposición -asegura Asier- muestra la relación que hay entre la pintura y el cómic. Básicamente diría que es una exposición de amor a la pintura pero desde los ojos de los creadores de los cómics".

"La muestra -continúa Asier- tiene tres partes, la primera está dedicada a los museos, que es un fenómeno muy reciente y de vanguardia museográfica, y que es que los museos están recurriendo al cómic para promocionarse, lo que nos permite tener el lujo de contar con la colaboración del Louvre para esta exposición y de la gran editorial francesa Futurópolis. Por eso mostramos originales de la colección de cómic del Louvre y de la colección de Futurópolis con el Museo D'Orsay. También el cómic que hizo Edmond Baudoin sobre la exposición del Dalí del Pompidou, que luego estuvo en el Reina Sofía, en España, y originales de la exposición Mitos del Pop que pudo verse en el museo Thysen en Madrid y que tuvo su propio cómic realizado por Miguel Ángel Martín.

"Luego, la propia Fundación Telefónica ha querido que diez de las mejores obras de su colección de arte tuvieran su versión en cómic y encargó esas ilustraciones a artistas españoles de prestigio como Javier Olivares, Teresa Valero o Ana Galvañ....".

"Y la última parte de la exposición -continúa Asier- sería la pintura en el cómic, con originales de grandes dibujantes que en sus historias meten cuadros u homenajean a los artistas que les gustan, como el Premio Nacional Santiago Valenzuela y su obsesión con el cuadro de la Torre de Babel de Pieter Brueghel el Viejo, o la historieta de tres páginas sobre el Guernica de Picasso que hizo Paco Roca; otra historieta sobre Leonardo y la Mona lisa del del maestro argentino Juan Giménez; un Beso de Klimt interpretado por Milo Manara...".

"En total más de cien piezas físicas y luego proyectamos un video en la entrada con otras tantas obras. Con lo que creo que es una colección muy bonita para todo el mundo".

Pero de todas esas magníficas obras, Asier destaca una: "El original de la portada del Víbora Nº 100, una versión de La balsa de la medusa de Théodore Géricault, en la que cada artista dibujo a su personaje. Por ejemplo, Gallardo a Makoki, Liberatore a Rank Xerox... Es una especiae de collage de los mejores artistas de la revista ue yo creo que es historia del cómic español e historia de España".

Los mejores dibujantes nacionales e internacionales

La muestra recoge trabajos de maestros del cómic europeo como Milo Manara, Enki Bilal, Catherine Meurisse, David Prudhomme, Bernard Yslaire, Marc-Antoine Mathieu. También incluye obra de un nutrido grupo de artistas nacionales como Santiago García, Javier Olivares, Ana Galvañ, Mamen Moreu, Miguel Gallardo, Sergio Bleda, Paco Roca, Rubén Pellejero, Juan Díaz Canales, Enrique Ventura, Joan Boix, Fidel Martínez, Brais Rodríguez o Malagón, entre otros muchos. Junto a todos ellos, también hay autores americanos como Juan Giménez, Arthur Suydam, Jorge Zentner y Patricio Clarey. Muchos de ellos han estado en la presentación.

Además, habrá actividades paralelas. "Por ejemplo -asegura Asier-, el próximo martes, 23 de febrero (a las 19h), habrá un coloquio sobre la exposición en el que, además de mí, participarán Fabrice Douar, subdirector de publicaciones del Museo del Louvre y responsabe de la colección de cómics sobre el museo, y los ilustradores Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic 2015 y Miguel Ángel Martín, autor del cómic Mitos del Pop, sobre la exposición del mismo nombre del Museo Thyssen. La charla será moderada por Laura Barrachina, directora de La Hora del Bocadillo, de Radio 3".

"Para mí no hay diferencia entre pintura y cómic"

Miguel Gallardo (Makoki, María y yo), ha destacado que: "Para mí no hay diferencia entre pintura y cómic, sólo entre obras buenas y malas. Hay que reivindicar el cómic y promover iniciativas como esta que hagan de los museos algo más participativo y actual".

Paco Roca (Arrugas, La casa) valora positivamente esta iniciativa: "Es interesante porque casi todos los dibujantes de cómic venimos de alguna faceta de las Bellas Artes. Y al final lo que todos queremos, ya seamos dibujantes, pintores o cineastas, es transmitir algo al público y nos enfrentamos con las mismas dudas. Por eso me interesa estudiar cómo los grandes artistas resuelven esos problemas o dudas y cómo puedo yo aplicarlas a mis cómics".

"En cuanto a que el cómic esté en los museos me parece genial- continúa Roca- porque me parece una forma de normalizarlo. Pero creo que es más importante llegar a todas las librerías, que el cómic esté presente en prensa, televisión... que se hable del cómic como se puede hablar del último lanzamiento de un libro o un disco. Eso me parece más importante que que el cómic esté en los museos. Porque los tebeos no se hacen para estar en los museos. Es como coger una página de un manuscrito de una novela y ponerla en una vitrina en un museo. Es genial pero eso no es el fin del cine, de una novela o de lo que sea. No está hecho para eso, sino para ser leído".

Paco ha contribuido a la exposición con tres páginas sobre Picasso y el Guernica: "Es una historia corta que hice para la Semana Negra de Gijón y encajaba muy bien con esta exposición por esa brevedad. No es una historia larga como El juego lúgubre que hice sobre Dalí o Hijos de la Alhambra sobre los pintores románticos del siglo XIX. Además, creo que era una historia significativa porque muestra cuando Picasso decide que el arte debe servir para otra cosa que no sea la mera decoración de paredes".

El cómic en los grandes museos

Los grandes centros de arte han tomado conciencia de la importancia del cómic como puede comprobarse en uno de los apartados de esta exposición. En 2005, Fabrice Douar, editor en el Museo del Louvre, y Sébastien Gnaedig, director editorial de Futuropolis, crearon una colección de cómics en los que el propio museo y sus colecciones de arte eran elementos centrales de la historia. Estos álbumes estaban dibujados y escritos por algunas de las figuras más importantes del cómic franco-belga y japonés.

En 2009, esta iniciativa se materializala exposición Le Louvre invite la bande dessinée, donde el primer museo de Francia abrió sus puertas para mostrar el trabajo de los autores que participaron en esta colección. En 2012, una nueva exposición de cómic mostró los originales del álbum Les Fantômes du Louvre de Enki Bilal. El artista realizó fotografías en las salas del museo, dibujó 22 personajes fantasmagóricos sobre ellas e imaginó historias ligadas a los cuadros que estaban contemplando.

Esta iniciativa inspiró a otros museos que entendieron las posibilidades narrativas del cómic. El Museo de Orsay, junto a la editorial Futuropolis, creó en 2014 su propia colección de cómics ambientada en la mítica estación de tren y sus colecciones de arte. Hasta la fecha han aparecido dos álbumes dibujados por Catherine Meurisse y Manuele Fior.

Los cómics llegaron a los museos españoles en 2014 con el álbum Mitos del Pop de Miguel Ángel Martin, un encargo del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid como complemento de la exhibición homónima dedicada al Pop Art.

La colección Telefónica se convierte en cómic

Además de esas obras, Fundación Telefónica ha encargado versiones libres de algunas de las mejores piezas de su patrimonio artístico a ilustradores e historietistas de prestigio.

Javier Olivares y Santiago García (Premios Nacionales de Cómic por Las Meninas), ofrecen su visión de Constructivo en blanco y negro TBA (1933) de Joaquín Torres García. Javier Olivares se lleva el grafismo sintético del pintor a su propio terreno, convirtiendo líneas en viñetas, y figuras esquemáticas en personajes con su característico trazo a medio camino entre el cubismo y el expresionismo.

Mamen Moreu opta por un camino bien distinto, transformando las tres imágenes de manera sustancial. Realiza tres ilustraciones que homenajean a las obras Le peintre au travail de Pablo Picasso, Assemblage amb graffitti, de Antoni Tàpies, y La Belle Société, de René Magritte. Juan Berrio por su parte, se documenta sobre el periodo en que María Blanchard pinta la obra composición cubista (1918), y realiza una historieta de una sola página que emula la estructura del mítico cómic 13, Rue del percebe de Francisco Ibáñez.

Otros autores que realizan versiones de cuadros de la Colección Telefónica son Ana Galvañ, con dos ilustraciones de Phycological Morphology, de Roberto Matta, y Nature morte cubiste, de María Blanchard; Tyto Alba con dos versiones de Verres, journal et bouteille de vin, de Juan Gris y L´appel, de Paul Delvaux; y Teresa Valero, con una imagen de La chanteuse, de Juan Gris.