Banner

martes, 23 de agosto de 2016

Hergé, mucho más que el padre de Tintín y Milú


Considerado uno de los más grandes artistas contemporáneos, la obra de Georges Remi, más conocido como Hergé, casi no necesita presentación. Basta con decir Tintín para asociar al autor belga, considerado "el padre del cómic europeo", y saber de quién estamos hablando. El creador de Tintín, pero también autor de Quique y Flupi (1930) o Las aventuras de Jo, Zette y Jocko (1935) ha vendido casi 250 millones de cómics, y su obra ha sido traducida a cientos de idiomas.

Tintín apareció por primera vez el 10 de enero de 1929, en las páginas de Le Petit Vingtième -el suplemento para jóvenes del periódico ultraconservador Le XXème Siècle-. La primera aventura del joven reportero - y su fox terrier Milú- lo lleva a la Unión Soviética, donde se enfrenta a los bolcheviques. Al concluir su publicación semanal, en mayo de 1930, una muchedumbre de lectores se concentró en Bruselas junto a la estación de tren, donde el periódico simuló la llegada de Tintín de la URSS (un joven vestido como Tintín con un fox terrier). El enorme e inesperado éxito de la publicación animó a Hergé a prolongar sus aventuras. Unas aventuras que llegaron al semanario francés, el católico Coeurs Vaillants, y que dieron inicio a una carrera internacional imparable.
Pero Hergé no sólo fue un gran dibujante, faceta por la que es más conocido, sino que fue un apasionado del arte, tanto como pintor -algo que él nunca se consideró-, como coleccionista, con una especial predilección por Miró. Aunque él no se considerara artista, hay piezas suyas que son objeto de colección y que han sido subastadas en galerías con precios estratosféricos, como la portada en tinta china para su álbum Tintín y la estrella misteriosa, que superó los 2,5 millones de euros.

El Grand Palais de París y los Studios Hergé presentan desde el 28 de septiembre y hasta el 15 de enero Hergé, una gran exposición que visualizará las múltiples facetas de la obra de Hergé a través de sus planchas originales, de las pinturas de las que se rodeó o de las fotografías que guardó, y que evocan las claves que guiaron su vida y su visión artística. Y atención a todos los amantes de Tintín: el 10 de enero se lanzará el primer álbum, Tintín País de los Soviets, coloreado.