Banner

lunes, 22 de agosto de 2016

Un ‘thriller’ pone a Gaudí en la escena del crimen


El fantasma de Gaudí es una novela gráfica de misterio y suspense narrada con la agilidad que suele encontrarse en el cine o en la televisión. La obra cuenta con guión de El Torres y dibujos de Jesús Alonso Iglesias, y está editada por Dibbuks. En la pasada edición del Salón del Cómic de Barcelona, fue galardonada con el premio a la mejor obra de autor español.

El cómic relata una sucesión de crímenes que tienen al común (además de su violencia) el hecho de que los cadáveres aparecen siempre en uno de los edificios creados por el arquitecto Antoni Gaudí. La historia arranca cuando Antonia, una cajera de supermercado, salva a un anciano de ser atropellado, se desencadenan una serie de terribles sucesos que ponen en aprietos a la policía que intenta encontrar algún patrón en el macabro plan del asesino. Cobra fuerza la sospecha de que la obra de Gaudí esconde alguna clave que permitiría impedir un nuevo asesinato.

La obra se mueve bajo los parámetros habituales de los thrillers protagonizados por un asesino en serie pero con la particularidad de situar la acción en un escenario poco frecuente.

Barcelona se convierte así en un protagonista más de la historia y cada asesinato permite descubrir un nuevo espacio magníficamente recreado para la ocasión. De esta forma, El fantasma de Gaudí se acaba convirtiendo en una especie de truculenta guía de viaje de la ciudad modernista. El Park Güell, la casa Batlló, la casa Vicens o la Pedrera son algunos de los escenarios escogidos en el relato, con especial hincapié a la Sagrada Familia, que sirve de excusa para proporcionar alguna de las escenas más espectaculares en el cuarto y último capítulo.

Pese a ser un cómic de temática sombría, el resultado no es oscuro ni en la narración ni en el dibujo. El estilo gráfico de Jesús Alonso Iglesias (1972), de base realista, posee una fuerte deriva expresionista y hasta caricaturesca que lo convierte en uno de los aciertos del libro. Un dibujo que sigue la estela de los nuevos dibujantes francobelgas, como Bodart, Yoann o el primer Conrad, que han sabido renovar la tradición con un estilo de dibujo más suelto y nervioso. Precisamente, ha sido en el mercado francófono donde se han publicado las últimas obras de Iglesias, dos biografías en viñetas, una sobre el editor Pierre Paquet y otra sobre los hermanos Dalton.

El guión del malagueño El Torres (Juan Antonio Torres, 1972) introduce algunos elementos sobrenaturales pero en esencia apuesta por jugar con los elementos habituales de las novelas detectivescas o incluso en las películas de serie B. Con una notable trayectoria internacional a través del sello Amigo Cómics, El Torres es conocido sobre todo como guionista de dos novelas gráficas de horror dibujadas por Gabriel Hernández: El velo (2009) y El bosque de los suicidas (2011).
El álbum también cuenta con una edición en catalán titulada Els fantasmes de Gaudí, editada por la misma editorial, y para el que se ha realizado una portada especial.