Banner

martes, 21 de febrero de 2017

Alberto Vázquez: "'Psiconautas' es una película artística que entronca con el cómic e incluso con el videojuego"


Los directores Pedro Rivero y Alberto Vázquez, ganadores del Goya 2017 al mejor largometraje animado por Psiconautas, los niños olvidados, que se estrena el próximo viernes, aseguran que "para una película de animación no destinada al público infantil es muy complicado colocarla en el mercado", pese a que haya sido premiada.

Rivero ha señalado que aunque el premio sí ha significado "un empujón" para su película, el principal obstáculo para distribuir el filme ha sido que, "mientras en otros países hay una cultura más avanzada de ser espectadores de todo tipo de animación, aquí, en España, todavía es muy difícil".

Sin embargo, para Vázquez no se trata de un problema de interés, pues Psiconautas es "una película artística que entronca con el cómic e incluso con el videojuego y, si se publicita bien, tiene un nicho de mercado muy claro, grande y potente".
Un mundo desolado

Psiconautas, los niños olvidados es un largometraje de animación que cuenta la historia de una isla poblada por animales antropomorfos, que deben superar los traumas y las pérdidas generadas por una catástrofe ambiental que arrasó con buena parte del lugar y acabó con la vida de muchos de ellos.

La adpatación de un cómic
La película surgió a partir de un cómic escrito en 2007 por Vázquez, quien llegó a la animación por primera vez con el corto Birdboy, también con la codirección de Rivero, con el que ganaron otro Goya en 2012.

Según explica Vázquez, ambos directores han intentado ser fieles a la obra original, pero el paso del cómic a la animación fue más difícil de lo que esperaban, pues "en el cómic los 'flashbacks' y las digresiones funcionan muy bien. En la animación, en cambio, tienes que tener cuidado de no perder al espectador".

Los directores han asegurado que, para completar un largometraje, tuvieron que ampliar la trama e incluir nuevos personajes, además de trabajar la historia "en el lenguaje de la animación, que tiene sus propias reglas".

Para solucionar los problemas del paso del cómic a la animación, Vázquez ha señalado que han construido la película como una serie de "microcortos" donde todos los personajes confluyen en un final común. Porque, al final, el verdadero personaje es el personaje coral, que es la isla", ha destacado Vázquez.

Una metáfora del aislamiento
Los directores han indicado que la isla funciona como una metáfora del aislamiento, del cual los personajes buscan escapar para ir a esa ciudad donde "hay un futuro mejor".

Alberto Vázquez ha reconocido que parte de la inspiración para construir la ubicación de la historia le vino de su tierra natal, La Coruña, pues "es casi una isla, hay mar por todos lados".

La Coruña, además, fue también el lugar donde se produjo la mayor parte del largometraje, cuya postproducción se llevó al País Vasco, como parte del trabajo en conjunto de las dos productoras del film: Zircozine, de Galicia, y la bilbaína Basque Films.

Psiconautas llegará el 24 de febrero a una treintena de salas de cine españolas, para luego viajar a Francia en mayo y a Estados Unidos en septiembre, dos de los mercados más importantes del mundo en el campo de la animación.