Banner

lunes, 25 de septiembre de 2017

El cómic español llega al mundo árabe con una exposición



El cómic español contemporáneo puso este fin de semana su primer pie en el mundo árabe con una exposición que recogió trabajos de diez artistas en el marco de la tercera edición del festival CairoComix de El Cairo, en el que España fue el país invitado.

La muestra “Sendas del cómic español”, que ocupó una de las salas del festival, pretendía ser “una oportunidad para conectar dos mundos”, el español y el árabe, “que más allá de la retórica de una historia pasada común, tienen mucho que compartir”, aseguraron sus organizadores.

El proyecto ha sido llevado a Egipto por la fundación Al Fanar, que ya organizó en 2015, en España, la exposición “Cálamos y Viñetas”, en la que se expuso el trabajo de varios autores de cómic árabes.

Ahora, Al Fanar realizó el proceso inverso, pero con un aliciente adicional: utilizar el panorama actual del cómic español para inspirar a una industria de la novela gráfica en Oriente Medio que comenzó a florecer al calor de las primaveras árabes y que ahora se encuentra en plena efervescencia. El director de la fundación, Pedro Rojo, cree que la evolución del cómic español hacia el “magnífico nivel” que ahora tiene “es un espejo del cual los autores egipcios pueden tomar ideas”.

Según explicó Rojo, el cómic árabe se encuentra actualmente en una situación con “bastantes paralelismos” con respecto a la época fundacional del español: la movida madrileña posterior a la transición, un período de libertad creativa similar al que el mundo árabe vivió a partir de 2011.

Y, precisamente, para mostrar algunas de las posibles “sendas” a seguir, la fundación Al Fanar ha seleccionado a un plantel de 10 autores que “no necesariamente representan al ‘top ten’” del cómic español, pero que son los que resultan “más útiles para el mundo árabe”, aseveró. Es por esto que la exposición contó con la participación tanto de premios nacionales y autores alabados por la crítica como Paco Roca o Alfonso Zapico, como de otros menos conocidos como José Luis Munuera, Cristina Florido o Francisco Ruizge.