Banner

domingo, 28 de enero de 2018

El Mundo:Jérémie Moreau gana el premio al mejor cómic de 2017 en el Festival de Angulema


A sus 30 años, el parisino Jérémie Moreau ha sido el ganador del Fauve d'Or, al mejor cómic publicado en Francia en 2017, durante la 45ª edición del Festival del Cómic de Angulema. Su obra "La Saga de Grimr", que narra las aventuras de un joven huérfano en la Islandia del siglo XVIII, ha convencido al jurado que, junto a sus colaboradores, ha entregado otros nueves "Fauves" (o "fieras"), el nombre que reciben las estatuillas de este evento, celebrado anualmente en el centro de Francia.

-Fauve BD alternativo: "Bien Monsieur Nº 8", por Juliette Mancini y Elsa Abderhamani.

-Fauve Juventud: "La guèrre de Catherine" de Julia Billet y Claire Fauvel.

-Premio del Público Cultura: "Dans la combi de Thomas Pesquet", de Marion Montaigne.

-Fauve Polar SNCF: "Jean Doux et le Mystère de la Disquette Molle", de Philippe Valette.

-Fauve Serie: "Megg, Mogg & Owl: Happy Fucking Birthday", de Simon Hanselmann.

-Fauve Patrimonio: "Je suis Shingo Vol. I", de Kazuo Umezu.

-Fauve Revelación: "Beverly", de Nick Drnaso.

-Fauve Premio Especial del Jurado: "Les Amours Suspendues", de Marion Fayolle.

-Premio René-Goscinny, "Opération Copperhead", de Jean Harambat.

En la categoría Patrimonio, se encontraba también nominado el español Nazario, autor de la serie "Anarcoma", legendaria saga de una detective travesti en la Barcelona de los años 80, reeditado nuevamente en 2017.

Moreau, es un reconocido dibujante en el medio: con 16 años ganó el concurso de este mismo festival para escolares y, años más tarde, se llevaría el de Jóvenes Talentos. Tan solo su libro "El mono de Hartlepool", de 2012, ha sido editado en España.Además, el miércoles, el Gran Premio del jurado, que reconoce el valor de la obra de un artista a lo largo de su vida, fue entregado al estadounidense Richard Corben, de 77 años, que se inició en el cómic "underground" y más tarde se hizo célebre con obras como "Den", "Creepy" o "1984". Corben, maestro de la ciencia ficción y las historietas de terror, será presidente del jurado de la próxima edición, como estipulan las reglas del "Grand Prix".

El mayor encuentro de cómics en Europa

Lo que empezó como un humilde salón del cómic se ha convertido en el mayor encuentro europeo del género, y no sólo entre francófonos. De hecho, el Festival de Angulema presume de ser el único que da cabida a historietas sin entender de fronteras, al contrario que estadounidenses y japoneses, que favorecen las publicaciones internas. "El espacio francófono es efectivamente el único de los tres grandes focos históricos que se ha interesado por las creaciones extranjeras, por importarlas y traducirlas", reivindica Stéphane Beaujean, director artístico del Festival, en su página web.El mercado ha sufrido un 'boom' en los últimos quince años, con frecuentes adaptaciones cinematográficas así como el estilo de las publicaciones que recogen cada vez más Historia, vivencias personales e incluso la odisea en el espacio del astronauta francés Thomas Pesquet, convertido en el nuevo superhéroe infantil gracias a Marion Montaigne. De ahí, que el encuentro se haya convertido en una insignia nacional, en un intento por erigirse como "la vitrina de creación contemporánea más completa posible", en la que este año hay representados 23 países distintos.Aún así, Japón, de donde sale la mayor producción de tebeos del mundo, siguió siendo el centro del Festival, que homenajeó en esta 45ª edición a tres creadores japoneses en tres grandes retrospectivas de sus obras: Osamu Tezuka, "el Hergé japonés", Naoki Urasawa, referente del género moderno, e Hiro Mashima, considerado una de las mayores estrellas en el género juvenil. Junto a ellos, el suizo Cosey, premiado en 2017, y la francesa Marion Montaigne, también se exponen en el Festival, al que acuden cada año 2.000 autores, cientos de periodistas internacionales y otro tanto de casas editoriales, según las cifras de la organización, seguida por unas 40.000 personas en redes sociales.La organización del Festival ha preferido trabajar este año a favor de la paridad, después de que muchos autores denunciaran en 2017 una selección sexista, ya que ninguna mujer figuraba entre las aspirantes al premio principal. El 53% de los lectores de cómics son mujeres, según un estudio del instituto GfK publicado en 2017. La equidad se ha respetado también en la composición del jurado, presidido por el francés Guillaume Bouzard (ganador del Grand Prix 2017), junto a otros dos hombres y tres mujeres, relacionados con el mundillo. Entre diez candidatos finales al Fauve d'Or, cuatro eran mujeres este año. Entre los diez galardones repartidos, cuatro han recaído en autoras.