Banner

lunes, 12 de marzo de 2018

El Mundo:La Cosa del Pantano de Alan Moore más grande que nunca


Incluso las personas completamente ajenas a los círculos del cómic puede que sepan de Alan Moore gracias a las adaptaciones cinematográficas de Watchmen y V de Vendetta (películas, por cierto, que él repudió). No obstante, en cualquier repaso a su obra, los aficionados al mundillo de la viñeta no perdonarían olvidar otros títulos de culto como From Hell y La Liga de los Hombres Extraordinarios (adaptadas también al cine con igual rechazo del autor). Y los más acérrimos no pasarían por alto sus aportaciones al universo de Batman (La broma asesina) o de Superman (¿Qué fue del hombre de mañana?), además de su paso por Marvelman, o trabajos como Tomorrow Stories, Promethea o el más reciente Providence.

Pero, pese a que su obra está llena de genialidades, la contribución más trascendente al género del cómic del excéntrico autor de Northampton (Inglaterra) quizá haya que situarla en su reinvención de La Cosa del Pantano. En 1983, el escritor tomó las riendas de un monstruo condenado a la extinción y lo relanzó con un nuevo enfoque narrativo que lo llevó a convertirse en una de las sagas más celebradas de todos los tiempos, con la participación de los dibujantes Stephen R. Bissette, John Totleben, Rick Veitch, Shawn McManus o Alfred Alcalá. Alan Moore guionizó esta cabecera hasta 1987, completando 44 números de esta saga (del #20 al #64).


La etapa Moore de La Cosa del Pantano es uno de los títulos que recurrentemente ha estado disponible en España gracias a diferentes reediciones. Sin embargo, el habitual buen rendimiento en ventas ha provocado, paradójicamente, que muchos aficionados posean colecciones incompletas ya que resulta muy difícil encontrar algunos de los números más populares, incluso en el mercado de segunda mano. Ahora, la editorial ECC -poseedora de los derechos para España de DC Comics- vuelve a publicar esta obra, en un formato pensado expresamente para coleccionistas.

Esta nueva reedición sigue el formato deluxe, reservado por ECC para los títulos realmente exclusivos: los tomos se presentan en papel de gramaje superior al habitual, forro de cubierta impreso en geltex y funda de acetato en glasspack transparente. Pero lo más significativo es que el tamaño crece con respecto a anteriores colecciones hasta convertirse en los libros de mayores dimensiones en los que se ha presentado nunca esta obra en España.

En este caso, los tres volúmenes de los que constará la nueva colección miden 180 x 274 mm. El primer tomo, que acaba de salir a la venta (48 €), tiene 432 páginas. Los dos restantes estarán disponibles en agosto y diciembre de este mismo año: con 432 y 368 páginas, respectivamente (48 € y 43 €). La anterior edición, publicada en 2014 también por ECC, mantenía el formato tradicional del cartoné (168 x 257 mm.) y constaba de seis volúmenes más ligeros, de unas 200 páginas cada uno.
nunca

Incluso las personas completamente ajenas a los círculos del cómic puede que sepan de Alan Moore gracias a las adaptaciones cinematográficas de Watchmen y V de Vendetta (películas, por cierto, que él repudió). No obstante, en cualquier repaso a su obra, los aficionados al mundillo de la viñeta no perdonarían olvidar otros títulos de culto como From Hell y La Liga de los Hombres Extraordinarios (adaptadas también al cine con igual rechazo del autor). Y los más acérrimos no pasarían por alto sus aportaciones al universo de Batman (La broma asesina) o de Superman (¿Qué fue del hombre de mañana?), además de su paso por Marvelman, o trabajos como Tomorrow Stories, Promethea o el más reciente Providence.

Pero, pese a que su obra está llena de genialidades, la contribución más trascendente al género del cómic del excéntrico autor de Northampton (Inglaterra) quizá haya que situarla en su reinvención de La Cosa del Pantano. En 1983, el escritor tomó las riendas de un monstruo condenado a la extinción y lo relanzó con un nuevo enfoque narrativo que lo llevó a convertirse en una de las sagas más celebradas de todos los tiempos, con la participación de los dibujantes Stephen R. Bissette, John Totleben, Rick Veitch, Shawn McManus o Alfred Alcalá. Alan Moore guionizó esta cabecera hasta 1987, completando 44 números de esta saga (del #20 al #64).

La etapa Moore de La Cosa del Pantano es uno de los títulos que recurrentemente ha estado disponible en España gracias a diferentes reediciones. Sin embargo, el habitual buen rendimiento en ventas ha provocado, paradójicamente, que muchos aficionados posean colecciones incompletas ya que resulta muy difícil encontrar algunos de los números más populares, incluso en el mercado de segunda mano. Ahora, la editorial ECC -poseedora de los derechos para España de DC Comics- vuelve a publicar esta obra, en un formato pensado expresamente para coleccionistas.

Esta nueva reedición sigue el formato deluxe, reservado por ECC para los títulos realmente exclusivos: los tomos se presentan en papel de gramaje superior al habitual, forro de cubierta impreso en geltex y funda de acetato en glasspack transparente. Pero lo más significativo es que el tamaño crece con respecto a anteriores colecciones hasta convertirse en los libros de mayores dimensiones en los que se ha presentado nunca esta obra en España.

En este caso, los tres volúmenes de los que constará la nueva colección miden 180 x 274 mm. El primer tomo, que acaba de salir a la venta (48 €), tiene 432 páginas. Los dos restantes estarán disponibles en agosto y diciembre de este mismo año: con 432 y 368 páginas, respectivamente (48 € y 43 €). La anterior edición, publicada en 2014 también por ECC, mantenía el formato tradicional del cartoné (168 x 257 mm.) y constaba de seis volúmenes más ligeros, de unas 200 páginas cada uno.
Copyright © VERTIGO / DC COMICS. All rights reserved

Los tres tomos de la colección recopilan todo el trabajo de Alan Moore en la saga La Cosa del Pantano, incluido el episodio puente con la anterior etapa (Cabos sueltos), excluido en algunas recopilaciones más antiguas, pero fundamental para entender la refundación del personaje consumada por el autor británico. Ésta no es la primera vez que se agrupa toda esta etapa en una colección integral de tres tomos en español: en 2011 Planeta ya presentó este formato pero en el tamaño clásico del cartoné.

La colección que llega ahora a las tiendas mantiene todo el material extra que aportaba la edición inmediatamente anterior, entre el que destacan varios artículos a modo de introducción de algunos capítulos con prólogos de Neil Gaiman, Ramsey Campell, Jamie Delano, Stephen R. Bissette o el mismísimo Len Wein, creador original de La Cosa del Pantano' junto a Bernie Wrightson en 1971. "[Alan Moore] me preguntó si me parecía bien que hiciera algunos cambios. Al saber lo que tenía planeado, acepté con sumo gusto", relata el padre biológico de la criatura (fallecido en septiembre de 2017) en un texto en el que cuenta cómo Alan Moore tomó las riendas de su creación.

En una de las citas introducciones, el escritor Ramsey Campbell resume así el talento de Alan Moore: "En muchos aspectos, sus virtudes son idóneas para el mundo del cómic: oído para el diálogo, talento para la concisión, narración clara y un sentido inequívoco del ritmo". Pero el talento del guionista hubiera quedado huérfano sin el trabajo de los dibujantes que lograron dar forma a su universo creativo. Stephen R. Bissette y John Totleben, en los inicios de la serie regular, y después Rick Veitch, Shawn McManus y Alfred Alcalá consiguen plasmar con gran vistosidad todo el abánico de sensaciones que supura esta obra: desde el horror más paralizante, hasta la sensualidad más delicada. Todo con ese estilo visual propio de los años 80, aunque con muchos guiños de modernidad como la impresionante splash page en la que el monstruo renace o el capítulo en el que unos repugnantes insectos invaden los márgenes de la página, así como otros experimentos con formatos de las viñetas que se adelantaron al futuro.


Volviendo a la narrativa, para entender la revolución que introdujo Moore en el personaje, con una osadía que influyó en toda la industria del cómic posterior, baste desvelar -sin profundizar en spoilers que estropearían la sorpresa a quienes aún no conocen la obra- que el punto de partida es una enmienda a la totalidad al concepto mismo del protagonista. No sólo lo deconstruye en una Lección de anatomía (título del capítulo fundacional de su etapa), sino que lo hace renacer con una esencia completamente diferente al original. Algo así, como si un autor a quien se le entregara el relevo de Spiderman planteara la locura de que sus poderes no provienen de la picadura de una araña.

Hasta que Alan Moore se hizo cargo de La Cosa del Pantano, la serie seguía la línea ortodoxa de los cómics de terror. Pero bajo la dirección del autor inglés se destapó un poderoso universo creativo en el que, manteniendo el espíritu original, se ampliaron las cotas de fantasía y misterio con dosis adicionales de magia, fenómenos sobrenaturales y ciencia ficción; se introdujeron conceptos filosóficos y metafísicos; y se abordaron temáticas en clave de reivindicación ecologista y social contra la exclusión, el sexismo, la violencia doméstica o el racismo. Y todo ello en un tono narrativo onírico, que deambula entre la oscuridad de la noche en una ciénaga de Louisiana y el verdor explosivo de la naturaleza en primavera.

A lo largo de esta etapa, La Cosa del Pantano presenta monstruosos enfrentamientos entre fuerzas del bien y del mal o descensos al mismísimo infierno, pero detrás de esas inquietantes tramas se esconde otra profundidad mayor: una constante reflexión existencialista sobre el sentido de la vida, la aceptación del yo, el crecimiento personal o la fragilidad humana. Mención especial merece el conmovedor capítulo El rito de la primavera, en el que la inevitabilidad y la imposibilidad del amor pugnan en un atrevido y explícito planteamiento cubierto de pasión, poesía y alucinación psicodélica.


Alan Moore y su cosa del pantano, sobre todo con el arco argumental bautizado como Gótico americano, abrieron la senda de un nuevo concepto de cómics para adultos que cristalizaría en el sello Vértigo de DC. En los capítulos de este ciclo La Cosa del Pantano emprende una odisea por EEUU en la que se cruza con asesinos en serie, zombies, vampiros acuáticos, mansiones encantadas y brujería milenarias. Jamie Delano, otro de los autores de referencia en este línea, valora en uno de los prólogos la importancia de esta obra en la evolución del género: "Durante unas breves páginas, podemos dar un vistazo atormentado a cómo sería ser tan grandes como para darnos cuentas de las posibilidades de nuestra miope existencia si halláramos la forma de lanzarnos al misterio de amar 'lo desconocido'".

La Cosa del Pantano de Alan Moore no sólo supuso el germen conceptual de una nueva línea de cómics, sino que además en sus páginas nacieron dos personajes históricos para la historia de este género. El mago John Constantine -protagonista de Hellblazer- hizo su primera aparición en el capítulo #37 de esta serie regular (incluido en el segundo tomo de la nueva colección). Menos conocido quizá sea que el cuervo Matthew que puebla los sueños en The Sandman tiene su origen humano en Matthew Cable, el agente federal que ya aparece en el número #1 de La Cosa del Pantano de Len Wein y Bernie Wrightson y que más tarde se convertirá en el marido de Abigail.


La reedición de La Cosa del Pantano de Alan Moore permitirá a nuevos lectores descubrir estos secretos y otros placeres que guarda una enorme obra gráfica situada entre lo más grande de la historia del cómic. Ciertamente los libros de la nueva colección son poco aptos para leer en el metro, pero lucen imponentes en cualquier estantería. Y lo importante en este caso es que el monstruo no se escape.