Banner

domingo, 15 de abril de 2018

El País:El mundo después de Brian Michael Bendis


Quedan exactamente cuatro días para que Brian Michael Bendis aterrice (capa mediante, por fin, esta vez) en DC. Aquellos no iniciados en el mundo de los superhéroes deberían saber que Brian Michael Bendis es el tipo que —hasta ahora— lo hacía todo en Marvel, y que Marvel y DC son, válgamonos del símil superheroico, archienemigas. Una suerte de Madrid-Barça de la viñeta, de tamaño astronómico, evidentemente. Brian Michael Bendis, nacido en Cleveland y con una pasión desmesurada por el noir —ama, con locura, a Jim Thompson y a Dashiell Hammett, y se nota en cada superhéroe que toca, y en cómo lo toca—, es, también, el creador de Jessica Jones, la superhéroe aburrida de su equipo de superhéroes que un día decidió montar un despacho de detectives y empezar a beber más de la cuenta. Alias, la serie que dio pie (16 años después) a la Jessica Jones de Netflix, nació, como la primera obsesión de Bendis, la muy recomendable Powers,del cruce de sus dos pasiones: el superhéroe entendido como alguien con más aristas que otra cosa, y el asunto criminal como telón de fondo.

El éxito de hasta la más delirante de sus propuestas —hizo que se hablara más, y se vendieran también más ejemplares, de su Utimate Spiderman (el hispano adolescente Miles Morales) que del Spiderman clásico, todo un hito en un mundo en el que todo debe cambiar para que nada cambie, y en el que, invariablemente, este tipo de cosas no pasan—, no tardó en convertirle en el epicentro del Universo Marvel. Se le puso al frente de las series de más impacto —incluida Los Vengadores— y, hoy por hoy, era el Chico Para Todo de La Casa de las Ideas.


Bendis anunció en noviembre que había llegado a un acuerdo —suponemos que millonario— con DC para sumarse a sus filas, y desde entonces se ha estado especulando con, al menos, dos cosas: 1) ¿Cómo piensa cubrir Marvel el millón de huecos que deja Bendis?, y 2) ¿Con qué iba a estrenarse Bendis en su nueva casa?

La respuesta a la segunda pregunta llega en cuatro días a librerías, y es nada menos que el número 1.000 de Action Comics, la cabecera en la que nació (en 1938) Superman, así que se estrena nada menos que con su, según ha dicho, superhéroe favorito. La respuesta a la primera es una buena noticia. Porque, en buena parte, Bendis es responsable del viraje girlpowerístico de Marvel, y su marcha, posibilitará la llegada a grandes cabeceras de nombres como los de G. Willow Wilson (la responsable de la muy potente Ms. Marvel o qué pasa cuando eres una adolescente musulmana de Nueva Jersey con poderes), Jody Houser, Kelly Thompson, Saladin Ahmed, o Matt Fraction, y siga dando cancha (o alzando al podio de una vez) al sin duda más brillante guionista que milita en Marvel estos días: el exindie Jeff Lemire. Lo dicho, una (muy) buena noticia.