Banner

lunes, 16 de abril de 2018

El Salón del Cómic revalida su éxito


El Salón del Cómic de Barcelona, que ayer clausuró con notable éxito una nueva edición, que suma ya la número 36, ha coincidido con el repunte de la publicación de cómics en España. Ello ha contribuido a crear un clima de optimismo sobre el futuro de este sector editorial tras varios años de estancamiento del mercado.

La publicación de cómics se incrementó en quinientos títulos en el 2017 y alcanzó las 3.507 novedades. El 84% de todo lo publicado son traducciones de obras editadas en el extranjero, fundamentalmente en Estados Unidos y en Japón, cuyos mangas hacen furor en el mercado español. Como dato negativo destaca el hecho de que ha descendido la edición nacional de cómics, que suponen sólo el 11% de la producción total.

Ante este escenario del sector del cómic resulta muy pertinente el llamamiento hecho por la ganadora del Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona de este año, Laura Pérez Vernetti, para que los editores de cómic apuesten más por los autores españoles si quieren convertirse en una industria fuerte, ya que, como dice, “es la cultura de tu país la que te diferencia de los demás”.

El futuro del cómic español, pese a todo, como reconoce también la autora galardonada, es prometedor ya que han surgido nuevas editoriales que apuestan por este género, que tiene todavía infinidad de posibilidades para encontrar nuevos caminos.

El Salón del Cómic de Barcelona de este año ha intentado, como es tradicional, poner en valor el trabajo de todos los autores, aunque los organizadores han hecho un esfuerzo especial para acercar los autores españoles a su público y, de esta manera, darles la misma oportunidad que se da a los numerosos autores internacionales presentes en el certamen. Uno de los artistas locales que han despertado mayor interés ha sido Jan, el creador del mítico Superlópez, un personaje que empezó siendo una parodia de los superhéroes de las historietas pero que llegó a convertirse en uno de los personajes referentes del cómic español.

Han sido más de 118.000 los aficionados al cómic que este año han pasado por el salón, que ha ocupado más de 50.000 metros cuadrados de exposición en el recinto ferial de Montjuïc, y que han revalidado el éxito de ediciones anteriores. Ello demuestra, una vez más, el dinamismo de esta expresión cultural que, al margen de su propia riqueza creativa, ejerce también una importante función como puerta a la lectura, como herramienta pedagógica y como una forma de fomentar el espíritu crítico, ya que plasma gráficamente, de una u otra forma, todo lo que sucede en nuestro entorno.