Banner

lunes, 18 de junio de 2018

Cataluña contará, por fin, con un museo del cómic


Una de las asignaturas pendientes desde un punto de vista cultural sigue siendo la puesta en marcha en Cataluña de un museo dedicado al noveno arte, es decir, al cómic. Durante años Barcelona ha acariciado esta posibilidad, pero nunca ha llegado a materializarse. Ha sido finalmente Sant Cugat del Vallès, población que ha tomado el relevo de esta iniciativa, aunque ahora liderada desde el sector privado.

Desde hace varias semanas se trabaja en la adecuación de un histórico edificio situado en la plaza Pep Ventura de Sant Cugat del Vallès, donde anteriormente estuvo situado el antiguo Ateneu. Será a principios del próximo año cuando abra sus puertas el Museu del Còmic para oferecer un recorrido que nos lleva desde finales del siglo XIX hasta algo más allá de los años 80. «Son cien años de cómic a parir de miles originales que contamos en nuestras colecciones». Estas palabras son de Paco Baena, uno de los promotores del nuevo centro.

En declaraciones a este diario, ¨Baena, quien lleva años dedicándose al estudio de los tebeos de nuestro país, definió el proyecto como «una aventura dificilísima, loca y cara. Nuestra intención es la de crear un gran museo con una colección permanente y exposiciones temporales, ya sean sobre cómo de tipo bélico, medieval o de humor».

El público que acuda a este centro, impulsado por Paco Baena, José Luis Villanueva y José María Delhom, comenzará la andadura por 1895 con la revista «De monigoti» del polifacético Apel·les Mestres que es «donde empieza a asomar el tebeo». Con este punto de partida se quiere dibujar una historia que ocupará unos 500 metros cuadrados, con la exposición de algunas cabeceras importantes, además de sus respectivos originales. «Estarán también los grandes nombres del cómic como Francisco Ibáñez, Emilio Freixas o Jesús Blasco, entre otros. Los más importantes del cómic español estarán en el museo», subraya Baena.

El fondo reunido está formado por unas 30.000 piezas recogidas «por una serie de estudiosos que llevamos mucho tiempo dedicados a este medio. Nuestra intención ha sido rescatar estas piezas con un espíritu nostálgico, pero también de estudioso», explica Baena quien apunta que los fondos estarán a disposición de todos aquellos que se acerquen hasta Sant Cugat del Vallès, aunque no se descarta ampliar la consulta a la que será la página web del museo.

Los promotores del futuro espacio creen que ahora se podrá pagar la deuda que se ha tenido con el cómic en los museos. «En España todo aquello que tiene que ver con la cultura popular es complejo. Sí es verdad que Badalona ha estado a punto de tener un museo, pero al final no hubo voluntad porque no se quiso creer en ese museo. El cómic es una de las expresiones artísticas más importantes y en Cataluña es donde han estado la mayoría de editoriales por lo que se puede imaginar la riqueza de fondos que existen», dice uno de los impulsadores del museo de Sant Cugat en el que se contará con la colaboración de dibujantes. «Queremos que vengan a hacer talleres yque la gente participe de nuestras actividades», concluye.