Banner

lunes, 29 de julio de 2019

La exposición sobre el álbum 'Astérix en Italia' muestra su proceso de creación


Son muchas las cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar un cómic. Colores, técnicas, guión... Todo ello se une para conseguir el álbum perfecto. Este proceso de creación se puede conocer de primera mano en la exposición '¿Quieres saber cómo se hizo Astérix en Italia?', una muestra de más de 30 láminas que hacen un recorrido por los entresijos del del álbum número 37 de la famosa saga. La exposición, que ya recorrido varias ciudades de toda España, aterriza en Marbella con motivo de la Feria del Libro.

Estas láminas repasan todo el proceso creativo del cómic, que además es el último publicado por la editorial de Astérix, la francesa Dargaud, en 2017. Ésta empresa fue la encargada de escanear en alta definición los bocetos previos y las páginas terminadas del álbum, para crear una exposición en el formato original de la pagina de cómic. «Podemos ver como se va formando la imagen de los personajes, lo que se desecha o los dibujos simples. Son varias partes determinadas que reflejan la evolución de la obra», explica Germán Borrachero, director del Museo del Grabado Español Contemporáneo, que ofreció el pasado miércoles una conferencia sobre uno de los 'padres' de Astérix, René Goscinny. «Fue el fundador de la revista 'Pilote', que supuso toda una revolución en Francia y fue dónde mostró a Astérix por primera vez, en el año 1959».

Esta muestra, promovida por la editorial Salvat (encargada de comercializar estos álbumes en España), hace un repaso por el estilo de los cómics franco-belgas, que tienen varias particularidades, según apunta Borrachero. «La rotulación de las letras se hace a mano, por lo que es muy interesante ver el proceso». A esto se le suma el trabajo realizado a lápiz de color, muy usado en cómics «por facilidad»: tras dibujar en tonos celestes claros, se 'entinta' en negro, que permanece como único tono a la hora de escanear, por lo que no es necesario borrar el color celeste. «Todo este proceso lo podemos ver en la exposición, que es una delicia tanto para niños como para todos los que leemos los cómics de Astérix», comenta.

Estos conocidos cómics traspasaron fronteras en una época políticamente complicada. «Los cómics tenían buen talante, y creo que consiguieron despertar el interés por la Unión Europea a muchas generaciones», subraya Borrachero, que afirma que René Goscinny es «el Walt Disney de Europa».

El guionista francés fue el editor de Astérix hasta su muerte, en 1977. El otro padre de estos famosos álbumes, Albert Uderzo, fue el encargado de mantener viva la historia hasta su jubilación en 2013, cuando dejó al mando al guionista Jean-Yves Ferri y al dibujante Didier Conrad. «Su estilo es idéntico al de Uderzo, si no eres especialista no los distingues». Estos dibujantes preparan un nuevo álbum de Astérix que podría salir a la luz el próximo octubre, según apunta el director del MGEC.