Banner

viernes, 27 de diciembre de 2019

ABC:«Leonard2Vinci»: El Louvre consagra el cómic como segundo catálogo de la gran exposición


Leonardo da Vinci reina en el Louvre con una magna exposición consagrada a reivindicar al genio de Anchiano en el quingentésimo aniversario de su muerte. Además del excelente y exhaustivo catálogo, los comisarios de esta muestra han hecho posible una novedad sin precedentes en el citado museo, un segundo libro en formato de cómic, en el que también se ha impreso el sello de catálogo oficial de la exposición.

El «gran templo del arte» nunca antes había refrendado de forma tan clara el valor de un cómic, reconociendo que la reflexiones plasmadas en viñetas por Stéphane Levallois expresan a la perfección la tesis central que vertebra la exposición que, citando literalmente a los comisarios, consiste en «comprender mejor su práctica artística y su técnica pictórica, y como puso a la pintura por encima de todo, convirtiéndola en la herramienta fundamental de su investigación del mundo, lo que llamó “la ciencia de la pintura”».

Dibujos que cobran vida en las viñetas
El camino recorrido por Levallois para imbuirse de un modo tan profundo en la obra de Da Vinci no ha sido sencillo. Durante dos años ha acudido al Louvre regularmente, trabajando mano a mano con Vicent Delieuvin, conservador de patrimonio en el museo, y uno de los comisarios de la muestra de Da Vinci. En sus encuentros, St0éphane Levallois contempla muy de cerca los fondos de este artista que alberga la colección francesa y dialoga con el reconocido especialista en pintura italiana del siglo XVI, sobre cada aspecto técnico de la obra del pintor. El resultado, un álbum de cómic de gran formato, en el que los dibujos y cuadros de Leonardo parecen cobrar vida a través de las viñetas, y a lo largo de sus casi 80 páginas.

Levallois se convierte en un aprendiz más de los que poblaban los talleres de los maestros del renacimiento. Estudia la técnica de Leonardo, y realiza sus páginas para el cómic de forma igualmente artesanal, renunciando a los modernos programas de tratamiento de imagen que le habrían permitido integrar citas literales de obras de Da Vinci, mediante un proceso de escaneado y retoque.
Elige una vía mucho más difícil y valiente, aquella que le lleva a emular a Da Vinci. Así por ejemplo, si el cuadro "La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana" fue pintado al óleo y sobre tabla, Levallois hace lo propio, consiguiendo una mímesis con el original en cada una de las obras que recrea, de una fidelidad y calidad apabullantes.

Pero el valor de «Leonard2Vinci» no radica en su virtuosismo técnico. Lo que realmente hace que esta bande dessinée sea excepcional es el alto grado de creatividad de la obra. Stéphane Levallois tiene una idea luminosa en los estadios iniciales del proyecto. Si la «genialidad» radica en esa cualidad que el creador imprime a su obra, haciéndola tan moderna hoy día como en el momento en que fue pintada; entonces, nada impide que el grafismo de Leonardo se proyecte hacia el futuro, y resulte óptimo para diseñar, partiendo de sus dibujos y cuadros, una historia que, incluso se adelante a nuestro propio tiempo, una historia de ciencia ficción.

Así, crea una auténtica «Space Opera» en la que la humanidad se encuentra sumida en una guerra intergaláctica, y para poder ganarla, decide clonar a Leonardo da Vinci. La creatividad del genio unida a la tecnología futurista, permite crear un nuevo arsenal con el que hacer frente a la flota extraterrestre; y más allá de lo divertidos que resulten al lector los guiños a la verdadera historia de Leonardo (como por ejemplo las cartas que el Da Vinci envía a Ludovico el Moro, postulándose como ingeniero militar); el valor de la propuesta radica en que Levallois demuestra lo acertado de su intuición, ofreciéndonos una lección magistral en cada una de las páginas que dibuja. Desde este punto de vista, su «Leonard2Vinci» es posiblemente uno de los homenajes más bellos jamás realizados en torno a la idea de «genio intemporal» que envuelve a la figura de Leonardo.

Historieta y catálogo
Acercarse a la figura de Da Vinci por encargo del museo del Louvre, no es un reto fácil; pero Levallois lo supera con nota; dado que, no solo mira 500 años atrás en busca de puentes con el presente, sino que consigue abrir nuevos caminos para el arte del futuro (como por ejemplo filmes, novelas de Sci-fi, videojuegos u otros cómics de estética renacentista en clave retro-futurista).

Por si esto fuera poco, «Leonard2Vinci» es además un objeto híbrido de gran interés conceptual, ya que cumple simultáneamente las funciones de historieta y catálogo expositivo, demostrando una vez más, que el museo del Louvre se encuentra en vanguardia a la hora de poner en valor el noveno arte,que ha todas luces, se ha convertido en una herramienta de creación y de reflexión imprescindible para el museo del siglo XXI.

El público podrá conocer de primera mano la obra y al autor del cómic, porque vendrá al espacio Telefónica el próximo 15 de enero.