Banner

sábado, 22 de febrero de 2020

Un cómic nos descubre la increíble historia del vino, de la prehistoria a nuestros días


No se preocupen. Aunque empecemos por el final, no vamos a hacer ningún spoiler. Y es que después de más de 200 páginas de riquísima y abigarrada narración gráfica sobre 10.000 años de historia del vino, llegamos a una viñeta en la que el Dios Baco señala lo siguiente: «Esta historia se sigue escribiendo, sobre todo por el cambio climático y los procesos tecnológicos».

Le pregunta su interlocutora por las nuevas tendencias del vino y ese Baco disfrazado de hipster, vestido con vaqueros, camisa de franela a cuadros y luengas barbas pelirrojas, no duda en explayarse: «¡Oh, sí! Hay tres claramente identificadas. En primer lugar, el rosado, que no es sólo una moda, sino un fenómeno perdurable de reapropiación de un color por parte de los consumidores, sin que entren en juego el sabor ni el terruño. Sólo un vino, con sus cualidades básicas. Sólo el vino que compartimos, el amigo que hemos elegido, retomando los términos del principio de nuestra conversación».

Una conversación que comenzó con una pregunta: ¿por qué la del vino es una historia increíble, si no es más que una bebida como otra cualquiera? Baco, el Dionisos de los griegos, se muestra contundente a la hora de refutar dicha aseveración: «Se equivoca. El vino no es una bebida como las otras. Su recorrido en la historia es extraordinario». Y como muestra, un botón: ¿Cuánto vino se bebe cada año en el mundo? Cerca de 32,5 billones de botellas, según datos de Organización Internacional del Vino correspondientes al 2017.

Efectivamente, el vino se ha convertido en la bebida universal, consumiéndose en todos los países del mundo, hasta en los más remotos. Y produciéndose, también. En la Polinesia o en el Sahel. Tal y como indica Baco, nuestro guía, «la historia del vino es la historia de una larga conquista planetaria que nació en Oriente Medio, en algún lugar entre Anatolia, Georgia, Armenia e Irán».

El cultivo de la vid y la fermentación de la uva para hacer vinos acompaña al hombre desde el principio de los tiempos. ¡Qué le pregunten a Noé, por ejemplo! ¿Qué fue lo primero que plantó al bajarse de su famosa arca, una vez finalizado el diluvio universal? De acuerdo con el Génesis, la vid. De hecho, Noé habría sido el auténtico pionero de vinificación.

'La increíble historia del vino' es un extraordinario cómic de Benoit Simmat y Daniel Casanave que, en España, ha publicado Norma Editorial. Su subtítulo en bien ilustrativo de lo que espera al lector: más de 200 páginas de narración gráfica para narrar la trayectoria del vino 'de la prehistoria a nuestros días, 10.000 años de aventura'.

Repleto de erudición y de información histórica y científica, los autores consiguen transmitir una ingente cantidad de datos de forma tan rigurosa como amena, con numerosos guiños irónicos y humorísticos muy bien traídos en la mayoría de los casos.

Además de hablarse del vino propiamente dicho, el tebeo habla de mil y un objetos relacionados con él, desde los envases para su almacenamiento y transporte a las barricas en que fermenta, las prensas, los corchos y otros medios de sellado y un largo etcétera. Porque, además de ser una bebida deliciosa, el vino es una industria que mueve ingentes cantidades de dinero. Ahora, y desde el principio de los tiempos, hasta el punto de que la historia del vino se confunde con la de las primeras civilizaciones.