Banner

viernes, 19 de marzo de 2021

2º parte entrevista a Philippe Luguy sobre el cómic "Percevan"


 
Ahora que Norma editorial esta publicando los integrales de la serie "Percevan". Os dejamos la segunda  parte de una entrevista realizada en el canal "ActuaBD" al dibujante Philippe Luguy sobre la serie. La entrevista es de finales de 2020.

Con está segunda parte ya tenéis traducida la parte dedicada al personaje.

14-A menudo pone referencias a Hergé en sus viñetas: ¿cuáles eran sus lecturas más jóvenes?

¡Bien, Tintín ya sí! Leía mucho «La revista  Tintín» donde se esperaba con impaciencia la continuación de sus aventuras cada semana. Recuerdo muy bien cuando era niño cuando Tintín aparecía en el Tíbet. Puedo decirles que cuando se topan con el Yeti, nos asustaba. Cuando Rascar Capac también rompe las bolas de cristal. Cuando esa momia aparece en la habitación de Tintín en la noche y tiene una pesadilla, ¡son escenas fabulosas! ¡Hergé lo estaba haciendo muy bien! Creo que consiguió asustar a un montón de lectores en ese momento.

De lo contrario, cuando era joven, leía también a Michel Vaillant u otros clásicos en La revista Spirou». No había televisión, y mucho menos videojuegos o teléfonos móviles, todo lo que hace que los niños hoy en día no tengan pantalla. Así que estábamos esperando nuestra revista. Hace poco hablaba de ello con un lector: lo que es alucinante es que una historia de Tintín es de 62 páginas y en «Le Journal de Tintin» aparecía a razón de una página por semana en el 4º plato. Y para tener una historia completa, ¡había que esperar 62 semanas! ¡Es totalmente impensable hoy!

Cuando era niño, nunca pensé que iba a hacer este trabajo. Estaba muy lejos de imaginar que sería un dibujante de cómics. Hoy, por eso, leo mucho menos cómics (aparte de los álbumes de los amigos). Ya no tengo tiempo de ir a fisgonear a los libreros. Hago cómics, así que me lleva tiempo, y además, hay tantos álbumes que salen cada año, que es difícil seguirlos.

En la actualidad, cuando voy a salones, no conozco a ninguno de los jóvenes autores que se encuentran allí, aunque hay muchos talentos. Además, por la noche, cuando pongo mi lápiz, quiero seguir adelante. No voy a empezar a leer cómics, estoy todo el día. Esa es la diferencia entre un autor y un lector. Y el autor lo pierde por desgracia, él quiere seguir adelante... aunque todavía me interesa ver lo que hacen los otros autores! Y claramente, leo menos de lo que leí cuando era joven. Pero confieso que de vez en cuando me hago un Tintín o un Astérix porque siempre nos gusta encontrar lo que nos ha gustado.

15-Recuperaste a un personaje de Loisel (Pélisse en Malice) y agravaste su sucio carácter, ¿no es atrevido?

¡Sí, y además hice caricaturas con Loisel y lo asesiné! (Risas) Loisel, por supuesto, está al corriente y me dijo una vez riendo: «- ¡Hijo de puta, me has matado! ». Régis es un viejo amigo y vino a verme una vez en mi taller cuando todavía vivía en París, alrededor de 1972 o 1976. Él aún no había publicado en ese momento. Vino a preguntarme cómo se hacía en este negocio, y luego tuvimos una buena relación. Nos hicimos amigos aunque el tiempo nos separó hoy. Se mudó a Canadá, pero entonces nos veíamos mucho. Incluso me había pedido que formara parte del taller que había creado, donde se reunían personas como el difunto Vizconde y otros amigos. Había declinado porque era al contrario de París con respecto a donde vivía: tenía que recuperar a mi hijo al final del día. Pero solíamos pasar muchas noches juntos: recuerdo que también estaban Juillard, Cothias...

Volviendo a Malice, es una idea que se me ocurrió porque Loisel estaba totalmente enamorado de ese personaje que era Pélisse. Cuando conocí a Régis, tenía una especie de piel acrílica rosa (Risas), aún no habíamos salido de Mayo del 68, así que lo representé en Percevan. Tiene un papel de titiritero porque en la época también pensaba hacer dibujos animados (incluso había hecho algunos intentos). También recuerdo que tenía un coche viejo y estropeado con un logotipo de producción cinematográfica, cosas divertidas de jóvenes, qué... (Risas)

16-Con toda esta magia y los numerosos retornos, es difícil creer en la desaparición definitiva de algunos personajes, como Saâdia por ejemplo...

Sólo el futuro nos lo dirá, pero también es bueno matar a los personajes a veces. Algunos de ellos son magos, así que entiendo que uno pueda preguntarse, por ejemplo, sobre Sharlaan. ¿Qué será de ellos? De hecho, se puede esperar que resurjan algún día. Honestamente, odiaría tener a Sharlaan sin dibujar, pero también tendrá que ser realmente necesario. No se trae a un personaje a una historia solo para traerlo de vuelta. Tiene que ser útil para la historia. Si no está justificado, no tiene ningún interés, ni siquiera para los lectores.

Y además, también es bueno dejar al lector un poco frustrado, eso aviva su imaginación. Por ejemplo, volviendo al álbum El reloj de arena de El Jerada, recuerdo que Jean quería que yo representara al reloj de arena. Pero yo preferí no representarlo a propósito. ¡Para que el lector lo imaginara él mismo, en realidad a su manera! Son dos enfoques muy diferentes y sé que para este tomo 5, Jean se sintió muy frustrado: se imaginaba que iba a hacer un gran dibujo fabuloso, grandioso. Pero pensé que una vez dibujado, le habría quitado mucho a la historia y a la imaginación del lector. ¡Entonces, allí, cada uno puede seguir imaginando su reloj de arena a él!

Cuando se discute un guión con Jean, se devuelve la pelota. Él me dice: ¡Ha Haa! Verás, te sorprenderá mi historia, ¡ésta no te la esperas! ». Y a cambio, a veces es él quien se sorprende de mi dibujo, de las interpretaciones gráficas que puedo dar a sus historias. Sospecho incluso que a veces cambia sus historias a lo largo del camino en función de los dibujos que le entrego... para explotar mejor elementos no previstos al principio. Es un juego entre nosotros, de hecho: siempre nos reservamos un poco de sorpresas. El principio y el final de la historia, ¡eso sí sabemos a dónde vamos! Pero el ábaco de la historia (es decir, el momento en que sube, sube), siempre se deja la posibilidad de integrar algo mejor si se presenta. ¡Todo esto se está haciendo!




17-¿Cuáles son tus álbumes favoritos o ciclo de álbumes en Percevan?

Mi respuesta es siempre la misma: ¡el álbum que más me gusta es el que voy a hacer! Por una razón muy simple: un álbum para mí es la satisfacción de haber llegado al final. Empezamos de cero y vamos al final de una historia que hemos soñado. Ponemos nuestras ideas sobre el papel. Jean los desarrolla al nivel del guión, yo los desarrolla al nivel del dibujo. Toma forma y se convierte en un álbum de cómics. Pero este álbum, una vez que se publica, ya estoy en el siguiente, el futuro álbum. Así que el álbum que sale en la librería, para mí, ya es cosa del pasado. Y este pasado, sólo veo sus defectos. Ya he evolucionado en mi mente sobre cómo abordar las cosas y aunque estoy orgulloso de este nuevo álbum que se publica, sólo veo lo que está mal con el dibujo. Y así, el álbum favorito seguirá siendo el que estoy trabajando porque espero que mi dibujo sea mejor, que las cosas se hagan mejor.

También es por eso que nunca releo mis álbumes (excepto cuando es el último que acaba de salir... y luego lo cierro). Por otra parte, hace poco pensé que tendría que empezar pronto: ¡releer mis propios álbumes de Percevan! Para redescubrirlos... ¡Porque me doy cuenta de que tengo lectores que los conocen mejor que yo! (Risas) Pero pensándolo bien, creo que al final es normal: estoy en el futuro, no en el pasado. Sólo miro las páginas cuando tengo que dibujar de nuevo un personaje. Hago dos o tres crobards y cierro el libro, no lo vuelvo a leer. Además, no quiero influir demasiado en mi dibujo con respecto a lo que ya he hecho en el pasado.

18-¿La tabla esmeralda se refiere a un antiguo texto del siglo IX?

Sí, es la mesa de los alquimistas y, en efecto, es un precepto que se remonta al siglo IX. ¡En nuestro álbum, la mesa de esmeralda es a la vez el presente y su reflejo! Hay así una doble del castillo de Malicorne bajo tierra. Y sólo se puede acceder a este reflejo a través de la mesa esmeralda. En ese momento, incluso había hecho una maqueta de la mesa esmeralda, tendría que volver a ponerle la mano encima. Había hecho otras maquetas, como por ejemplo la parte de ajedrez del tomo 3 que tiene lugar en una torre. Esta partida de ajedrez fue muy larga de dibujar porque en el tablero, representé un verdadero golpe al ajedrez. No recuerdo el nombre del golpe pero tuve que rediseñar las piezas, cada una en el lugar correcto para que el golpe fuera verdad. Era muy difícil de dibujar porque la cámara giraba alrededor del tablero de ajedrez en la página. Y como los personajes eran estáticos en esta escena, había realizado una maqueta desde el interior de la torre con la parte de ajedrez (para llegar a representar bien todo).

De la misma manera, también hice el anillo rojo de las tres estrellas de Ingaar en maqueta. Me encantaba hacerlo entonces, pero la desventaja es que, aun así, lleva tiempo. Y mientras lo haces, ¡no puedes dibujar! Me he rendido un poco, pero a veces, admito que es necesario representar ciertas cosas en 3D.

19-Volviendo a Percevan, ¡a veces la espera ha sido muy larga entre dos álbumes!

Simplemente porque a veces tengo otras cosas que hacer. Hergé también tardó ocho años entre dos álbumes de Tintín. No es raro, nos tomamos el tiempo para hacer otra cosa. Los libreros que te dicen que la serie está abandonada y que no habrá más volúmenes, es para venderles otros libros. No están necesariamente en el secreto de los autores. Además, aunque estemos en una sociedad consumista, parto de la premisa de que es mejor anteponer la calidad del trabajo a la cantidad. Así que me gusta tomarme mi tiempo. Y además, en el último álbum, cambiamos de editor, así que eso alargó aún más los plazos.

De lo contrario, creo que no estoy tan mal. Tengo que tener un promedio de un álbum cada dos años. Una serie como «Blake y Mortimer», Jacobs ha hecho 8 en toda una vida! No tiene por qué ser cansancio, hacemos un montón de otras cosas al lado. Trabajé en la TV, hice ilustraciones, hice publicidad... no sólo cómics. No me comparo con Bilal, pero ¿cuántos álbumes de cómics ha hecho? No creo que mucho. Pero al lado, hizo cine, pintó, hizo ilustraciones, hizo exposiciones, etc. Loisel con «La búsqueda del pájaro del tiempo», hizo sólo cuatro álbumes. Los otros dibujaron la secuela de los álbumes. No es él. «Peter Pan», tampoco dibujó muchos.

Y entonces, en vida, no hice que Percevan, había hecho también Sylvio que usted necesita saber. ¡También otra serie más recientemente! Recuerdo que también hice muchas postales. Todos tenemos también nuestras vidas personales a nuestro lado, que nos van a tomar tiempo, nos van a acaparar... En este momento estoy centrando mi trabajo en Percevan porque acabamos de cambiar de editor (y con Jean tenemos muchas ideas en este momento) pero mi futuro también no se hará sólo en esta serie. ¡Haré otros trabajos como siempre he hecho! Creo que haré incluso un solo golpe para poder trabajar con diferentes guionistas y no con personajes secundarios de Percevan. ¡Serán otros álbumes de historietas que no tendrán nada que ver!