Banner

viernes, 12 de agosto de 2016

Superhéroes anónimos toman «Viñetas desde el Atlántico»


Decenas de superhéroes de ficción pululan como cada agosto desde hace casi dos décadas por las calles de La Coruña, pero junto a ellos comparten protagonismo en esta ocasión «superhombres» anónimos protagonistas de historias de desahucios, dictaduras, paro o marginalidad en la tercera edad. La decimonovena edición del Salón Internacional del Cómic «Viñetas desde el Atlántico» se celebra en la ciudad gallega hasta el domingo con un evidente tono social para «subrayar lo que es la realidad». Así lo expone Miguelanxo Prado, Premio Nacional de Cómic 2013 y director de una cita en la que se pretende recopilar «la sensibilidad social aparecida en la banda diseñada en los últimos años».

Entre los artistas invitados sobresale esta vez Chris Claremont, creador de los «X-Men» en su etapa más aplaudida, donde Prado aprecia una «revolución», al hablar «por primera vez [en este formato] de exclusión social, xenofobia, racismo y desconfianza hacia lo diferente. Incluso trata la responsabilidad del poder y dice que cuando no se ejerce correctamente, no puede quedar impune».

Junto a Claremont —que ofrecerá una conferencia el sábado en el Kiosko Alfonso entre las 18.30 y las 20.00 horas y cuya exposición se encuentra en el Palexco— estarán artistas que certifican el carácter social de este «Viñetas desde el Atlántico»:Cristina Bueno, Nadar, Jorge González o Juan Díaz Canales. La primera lleva la problemática de las plataformas de afectados por las hipotecas a su obra «Aquí vivió», mientras que el segundo narra las vivencias de un parado en «El mundo a sus pies». El argentino González, por su parte, retrata los efectos sociales de las dictaduras iberoamericanas del siglo pasado. Díaz Canales (Premio Nacional del Cómic 2014) expone «Como viaja el agua», cuyos protagonistas son dos ancianos que viven marginados, además de «Corto Maltés» junto a Rubén Pellejero.

Un género despierto
«El cómic es uno de los espacios artísticos que reaccionan con mayor rapidez a los acontecimientos e inquietudes sociales», defiende Prado. Así se lo intentarán transmitir a los visitantes de un certamen que no busca competir con los salones de Barcelona, Granada o Avilés, sino «complementar esa maquinaria que mueve a todos». Según cuantifica, «el 80 por ciento de los visitantes de "Viñetas desde el Atlántico" no son lectores habituales de cómics y, cuando llegan, se muestran sorprendidos de todo lo que se hace». De la mano de Daniel Torres, por ejemplo, podrán recorrer la Historia a través de los tipos de hogares donde ha habitado el hombre, un tema que centra las más de 600 páginas de «La Casa».

Pellejero (Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona 2010) es otro de los atractivos de un cartel que, como suele ser habitual, reserva espacio para los autores gallegos. Dos de ellos, Prado y David Rubín, llevan hasta el Palacio de María Pita «Miguel ENCervantes. El retablo de las maravillas», la exposición del IV Centenario de la Muerte de Cervantes que se exhibe por primera vez fuera del circuito de las ciudades vinculadas a la vida del escritor de «El Quijote».

La feria, cuyo programa puede consultarse al detalle en la web vinetasdesdeoatlantico.com, convertirá el Paseo de las Palmeras coruñés en la Rúa de la BD (Banda Diseñada), donde adquirir clásicos y nuevas publicaciones, asistir a talleres —varios de ellos para niños de 4 a 11 años hoy, el viernes y el sábado—, o firmas de los autores, que tendrán lugar el viernes de 18.30 a 20.00 horas y el sábado de 12.00 a 13.30 horas.