Banner

jueves, 15 de diciembre de 2016

El País:El Festival de Angulema se feminiza


Angulema entona el mea culpa. El principal festival europeo consagrado al cómic acaba de anunciar el programa de su próxima edición, que se celebrará en esta localidad del oeste francés del 26 al 29 de enero de 2017. La principal novedad es el destacado lugar destinado a las mujeres, tras las acusaciones de machismo que el certamen vivió en su última edición, en enero pasado. Entre los 30 aspirantes al Gran Premio de Angulema, que recompensa el trabajo de una personalidad central en el mundo del cómic, no figuraba ninguna autora. La tormenta pública que desencadenó esa omisión erosionó notablemente el prestigio del festival, que ha tomado cartas en el asunto para invalidar las críticas.

Para empezar, el jurado que concede el Fauve d’Or, galardón al mejor cómic del año anterior al certamen, estará presidido por la británica Posy Simmonds, autora de Tamara Drewe o Gemma Bovery. En las 43 ediciones precedentes del festival, solo dos mujeres han ocupado ese cargo: Florence Cestac presidió el jurado en 2000 y Claire Brétécher lo codirigió en 1983. Además, su composición será, por primera vez, paritaria, una reclamación de los colectivos de autoras, decidida tras una mediación conducida en los últimos meses por el Ministerio de Cultura francés. En la edición de 2016, entre los siete miembros de ese jurado solo figuraba una mujer. En 2011, no había ninguna. En enero, en cambio, serán incluso mayoría: tres mujeres y tres hombres acompañarán a Simmonds.

En la sección oficial figuran una decena de autoras, sobre el total de 43 títulos que aspiran al premio. Entre ellas, Alison Bechdel (por su antología de Unas bollos de cuidado), Catherine Meurisse (La légéreté), Sophie Guerrive (Tulipe), Valentine de Landro y Kelly Sue Deconnick (Bitch Planet), Brigitte Findakly (Coquelicots d’Irak, firmada junto a Lewis Trondheim), Dominique Grange (Le dernier assaut, junto a Tardi), Ancco (Mauvaises filles), Anne Caroline Pandolfo (Perceval) y Fiona Staples (Saga). Competirán con autores como Riad Sattouf (El árabe del futuro 3), Daniel Clowes (Paciencia) y Taiyou Matsumoto (Sunny). Además, dos mujeres protagonizarán sendas exposiciones sobre un total de 12 programadas: Sophie Guerrive y Loo Hui Phang. Todavía lejos de la paridad, pero más que en otras ediciones. Otras muestras estarán dedicadas al maestro estadounidense Will Eisner, a la serie Valérian (coincidiendo con el estreno de la adaptación cinematográfica que ultima Luc Besson) y al dibujante belga Hermann, ganador del Gran Premio de 2016.

El sistema de concesión de ese Gran Premio también quedará alterado. El festival dejará de proponer una lista de una treintena de finalistas, como fue el caso hasta la edición pasada (finalmente, el listado fue retirado tras la polémica y el boicot de autores preseleccionados como Chris Ware, Joann Sfar, Charles Burns o Milo Manara, que exigieron ser retirados de la lista). Cuando llegue el momento de votar en enero, cada elector podrá apostar libremente por el aspirante que desee, sin indicaciones previas.

El colectivo de autoras ha saludado el gesto del festival. “La dinámica es positiva, aunque seguiremos estando alerta ante posibles derivas. No queremos que se nos subcategorice. Que una mujer presida el jurado es una especie de reparación, pero también un acto de pura justicia, tratándose de una gran autora como Posy Simmonds”, afirmaba este martes Marie Gloris, la portavoz del Colectivo de Creadoras de Cómic contra el Sexismo, constituido por unas 200 dibujantes y guionistas. A finales de noviembre, la asociación se anticipó al anuncio del programa con un comunicado que atribuía los cambios por venir a su lucha de los últimos meses. “Creer que la sociedad avanza sola hacia una mejora progresiva o natural es una ilusión sólidamente anclada y orquestada”, expresaba el texto. “En realidad, no hay progreso sin luchas. Toda mejora de la condición de las mujeres sucede porque grupos minoritarios se han batido por ella”.