Banner

domingo, 5 de marzo de 2017

ABC:Cien años del nacimiento de Will Eisner, el gran maestro del cómic


Lo que más asombra de la obra de Will Eisner para cualquiera que se zambulle por primera vez en sus páginas es su habilidad para jugar con las luces y las sombras. Su estilo era heredero del cine negro, solo que él multiplicaba las posibilidades de las imágenes, con perspectivas y recursos impensables en una película. Todo esto destacaba en su serie más famosa, «The Spirit», que comenzó a dibujar en 1939 para suplementos dominicales y cuyas viñetas de presentación son verdaderas obras de arte. Un héroe sin superpoderes cuya identidad era ocultada por un antifaz. Con él revolucionó el mundo del cómic. Pero no fue la única vez que lo hizo.

Mañana se cumplen cien años del nacimiento de esta figura trascendental del noveno arte. Para conmemorar esta insigne fecha, Norma Editorial organizará una exposición en el próximo Salón Internacional del Cómic de Barcelona (del 30 de marzo al 2 de abril) y editará dos manuales sobre su obra: «Will Eisner: maestro de la novela gráfica», de Paul Levitz (en junio); y «Las obras perdidas de Will Eisner» (octubre).

Tanta es la influencia de este autor que además de dar nombre al premio más importante del mundo del cómic, se le considera el padre de la novela gráfica. En la portada de «Contrato con Dios», de 1978, incorporó estas dos palabras para avisar de que aquello no contenía temática juvenil. Era la primera vez que alguien se le ocurría juntarlas.

Este fue, además, su regreso al medio tras dos décadas alejado de la historieta. Nacido en Brooklyn (Nueva York), Eisner comenzó a dibujar profesionalmente en 1935 en la revista «WOW, What a Magazine». Antes de crear «The Spirit», trabajó en series como «Harry Karry», «Uncle Sam» o «Sheena». En la Segunda guerra Mundial fue enrolado y se dedicó a elaborar carteles e historietas de propaganda. También destacó por su labor pedagógica con dos magníficos manuales: «El cómic y el arte secuencial» y «La narración gráfica». Incansable, publicó cómics hasta el mismo año de su fallecimiento en 2005. El último, «La conspiración», trataba sobre los protocolos de los sabios de Sión, el supuesto plan judío para conquistar el mundo, Fue el más polémico.