Banner

sábado, 15 de julio de 2017

Jessica Jones, una superheroína que triunfa en el cómic y la televisión


Tras el éxito de la serie de televisión Jessica Jones, basada en el personaje  de Marvel y protagonizada por Krysten Ritter, y el inminente estreno de Los Defensores (que unirá a los personajes de las series televisivas), el personaje vuelve a protagonizar su propio cómic con el mismo espíritu del original: argumentos de serie negra en los que lo más importante son los personajes y las relaciones entre ellos, aunque siempre con superhéroes rondando por ahí. El primer tomo Jessica Jones: ¡Desatada!, acaba de ser publicado en España por Panini.

Y Jessica lo va a pasar bastante mal, como ya le sucedió en su primera colección. De hecho, al comienzo de la historia la joven se ha visto obligada a dejar Los Vengadores (en una situación deshonrosa) e incluso ha roto su matrimonio con Luke Cage, con el que tiene una niña pequeña. Su única salida ha sido reabrir Investigaciones Alias, su antigua agencia de detectives. Pero detrás de todas estas desgracias hay motivos ocultos.

Una excelente serie con la que uno de los personajes femeninos más interesantes del cómic de superhéroes recupera el protagonismo que merece.
Un personaje rompedor

En 2001 la editorial Marvel quiso lanzar una línea de cómics enfocados a un lector más adulto, que compitiese con la exitosa línea Vértigo de su principal competidora (DC) y la serie elegida para abrir fuego fue Alias, del guionista Brian Michael Bendis y el dibujante Michael Gaydos, con David Mack ocupándose de unas impactantes portadas pintadas, que dieron a la serie un aspecto diferente, más realista. Alias era un cómic de serie negra, ambientada en el Universo Marvel tradicional, sobre una superheroína retirada, Jessica Jones, que montaba una agencia de detectives (Alias) para ocuparse de casos que se salían de lo normal.

Desde el primer momento la serie recibió excelentes críticas y acabó convirtiéndose en la punta de lanza de esa nueva línea editorial, aunque el éxito hizo que Marvel reclamase a Bendis para ocuparse de sus series más famosas (como Los Vengadores o Secret Wars), gracias a las que acabó convirtiéndose en uno de los guionistas estrella de lla editorial. Por cierto que Bendis no renunció a Jessica Jones y se la llevó a Los Vengadores donde la casó con Luke Cage y los hizo padres de una niña.

Del cielo al infierno
La serie original de Alias partía de una premisa muy interesante. Tomando como ejemplo la carrera cinematográfica de la actriz Sean Young, que de un día para otro pasó de ser una estrella (Blade Runner) a ser completamente olvidada,  a Brian Michael Bendis se le ocurrió la idea de que eso mismo le pasara a una superheroína. Y pensó en Spider-Woman (Jessica Drew). pero al final no pudo usar el personaje y creó a otra joven, que también se llamaba Jessica pero que se apellidaba Jones, y que tiempo atrás había sido una superheroína conocida como Joya.

Jessica dejó la carrera de superheroína después de su encuentro con el Hombre Púrpura, un villano de segunda de Daredevil que en manos de Bendis se convirtió en un tipo terrorífico. El Hombre Púrpura tenía el poder de controlar a los demás, por lo que convirtió a Jessica en su esclava y amante, estableciendo una relación enfermiza con ella de la que Jessica nunca se recuperaría. Un argumento que también fue el tema de la primera temproada de la serie de televisión, en la que El Hombre Púrpura fue magistralmente interpretado por el estupendo actor británico David Tennat (Doctor Who).

Durante 28 números Jessica resolvería casos sórdidos, en su mayoría relacionados con superhéroes, al tiempo que nos desvelaba su pasado sombrío y volvía a enfrentarse con el Hombre Púrpura. Después, como comentábamos, la serie se canceló y Jessica se incorporó a los Vengadores donde se casaría con Luke Cage y tendrían a una niña. Pero esos 28 números fueron un  hito en la historia de Marvel. Por cierto que Panini los ha recopilado en cuatro tomos de Marvel Saga. Jessica Jones.

El futuro
Tras este interesante primer tomo que recupera el escenario, el ambiente, los grandes personajes y los estupendos diálogos que hicieron famosa a la serie, auguramos nuevos éxitos para Jessica Jones. Aunque también nos tememos que el personaje lo va a pasar francamente mal. Pero estamos convencidos de que el día que Jessica se recupere volverá a la grandeza, porque hay pocos personajes de Marvel tan interesantes como Jessica, que tiene una inquebrantable fuerza de Voluntad.

Y no olvidemos que, además de todos los problemas que se avecinan, Jessica tiene que cumplir con sus principales obligaciones: las de cualquier madre con una niña pequeña.  Una serie de esas que marcan época.

Coincidiendo con el lanzamiento de Jessica Jones y la inminente serie de Los Defensores, que comentábamos antes, Panini también recupera (en un grueso tomo de su colección Marvel Gold de más de 700 páginas), la mítica serie Power Man y Puño de Hierro, que en los 70 unió a dos de los personajes más singulares de la editorial.

Juntos formaron Héroes de alquiler, una agencia mediante la que se ofrecían a resolver problemas a cambio de dinero, aunque siempre por causas que les pareciesen justas (Cage ya había sido el primer superhéroe en alquilar su sus servicios).  La unión del primer superhéroe afroamericano en tener su propia colección y el experto en artes marciales surgido a raíz del boom de los 70 (Bruce Le, Kung-Fu), fue un éxito artístico, con grandes historias que hoy en día ya son clásicos. 

Destacar la larga etapa con guiones de Mary Jo Duffy, que indagó en los orígenes de los protagonistas, aparte de potenciar a los personajes secundarios, sobre todo a la detective afroamericana Misty Knight y a la experta en artes marciales Collen Wing, que se convirtieron en co-protagonistas de la serie. 

Lo curioso es que en el cómic el nombre de Los Defensores pertenecía a otro grupo formado, originalmente, por Estela Plateada, el Doctor Extraño, Namor y Hulk. Y no como en la serie de televisión en la que sus integrantes sean Luke Cage, Puño de Hierro, Jessica Jones y Daredevil.

Un gran cómic imprescindible para comprender de dónde sale el universo televisivo de Marvel.