Banner

sábado, 17 de febrero de 2018

El mundo del cómic inunda Córdoba de arte, humor, crítica y fantasía


El mundo del cómic inundará Córdoba de arte, creación, crítica social y política, humor y fantasía, a través de las múltiples actividades programadas en la sexta edición de las Jornadas Te-Beo en la Calle, que se desarrollarán en diversos lugares de la ciudad a lo largo del fin de semana y que incluyen muestras, encuentros con autores, clases magistrales y actividades lúdicas, entre otras. Una de las apuestas más importantes de esta cita, organizads por la delegación de Juventud con la colaboración del área de Cultura, la Diputación y el IAJ, son las cinco exposiciones de las que los cordobeses y visitantes podrán disfrutar durante todo el mes de marzo, y que en algunos casos ofrecen un recorrido histórico a través de la viñeta y el dibujo. Tras la inauguración, el pasado jueves, de la muestra del IV Fancine Trampa, que recoge en la Casa de la Juventud las obras ganadoras y seleccionadas del certamen de Historieta, Caricatura e Ilustración, ayer se abrieron dos nuevas exposiciones en la Casa Góngora y en la galería Arpillera de la Diputación.

Bajo el título Sátiras de papel, una propuesta del Centro de Estudios Andaluces, en la sala Galatea de la Casa Góngora, rinde homenaje a diez de los humoristas gráficos andaluces que han interpretado con su afilada y particular visión los acontecimientos, personajes e idiosincrasia de nuestro país a lo largo de tres siglos, desde las viñetas de Luis Mariani de 1861, en tiempos de Isabel II, hasta los trabajos sobre el 15-M de Miguel Brieva, en plena democracia. Además de su valor histórico, esta muestra también goza «de un gran valor artístico», como señaló Mercedes de Pablo, directora del Centro de Estudios Andaluces, que acudió ayer a su inauguración junto al concejal de Juventud, Antonio Rojas; el delegado de Juventud y Deportes de la Diputación, Martín Torralbo; el coordinador del IAJ en Córdoba, Alberto Mayoral, y el delegado municipal de Cultura, David Luque.

Desde la interpretación de Martín Morales de la Marcha Verde aún en vida de Franco hasta un dibujo de un nazareno firmando autógrafos a un grupo de turistas, la muestra acoge una amplia gama de temáticas que la hace «entretenida y divulgativa», ya que cada una de las viñetas lleva un texto que la contextualiza en su época.


Comisariada por Luis Pavón, la muestra recorre la historia del género desde mediados del siglo XIX a nuestros días, a través de una selección de diez creadores de la tierra como Martínez de León, López Rubio, Vázquez de Sola, Summers, Ballesta y Martín Morales, entre otros, para significar el cariz político, social, cultural y periodístico de cinco épocas. «Es una exposición para todas las edades y con muchos puntos en común respecto a cada época», empezando por la España de Isabel II, con Luis Mariani, «que se jugaba ir a la cárcel y se autofinanciaba las publicaciones», hasta llegar a Miguel Brieva, «que empezó haciendo crowdfunding para poder editar sus primeros trabajos, según explicó Pavón.


«Lo que se pretende es mostrar la evolución de un importante género cultural y de comunicación desde el punto de vista del contenido, de la producción, del estilo y en la relación con la sociedad de cada momento», continuó Pavón, que añadió que «no es solo una exposición sobre temas políticos, ya que en todas las épocas del humor gráfico se han tratado cuestiones que tienen que ver con la vida cotidiana».