Banner

jueves, 1 de marzo de 2018

RTVE:'BCN Noire', un disparo a bocajarro del mejor cómic español


La ciudad de Barcelona es el escenario perfecto para todo tipo de historias, pero sobre todo para el género negro. Al menos eso es lo que opina Raule (Jazz Maynard), uno de los mejores guionistas españoles y experto en el tema, que ha reunido a casi 50 autores en el cómic BCN Noire (Norma). Historias de serie negra ambientadas en la Ciudad Condal.

“BCN Noire -asegura Raule- es un cómic que reúne 23 historietas de género negro, realizadas por medio centenar de autores profesionales. La idea se me ocurrió hace 5 o 6 años cuando caí en la cuenta de que conocía en persona a los mejores autores de cómic de género negro de este país y que la gran mayoría residía en mi ciudad. ¿Por qué no reunirlos a todos en un libro? Al principio pensé solo en una docena de autores, pero la cosa se me fue de las manos”.

Historias de suspense que encuentran su escenario ideal en la Barcelona actual: “Elegí Barcelona por muchos motivos –comenta Raule-. Porque es la ciudad en la que nací y la adoro de forma obsesiva. Porque es un marco ideal para cualquier tipo de historias, independientemente del género o la época. Y porque hace años sacamos el Barcelona TM, otro libro colectivo publicado por Norma, y me gustaría seguir con esta dinámica cada equis tiempo”.

Los mejores padrinos y sicarios del cómic actual
Raule triunfa en Europa con la serie Jazz Maynard (Diábolo Ediciones), uno de los mejores cómics negros de los últimos años, que dibuja Roger Ibáñez. Pero esa no es la única razón por la que ha elegido el noir: “Que la temática del libro fuera el género negro caía de cajón, ya que mi intención era involucrar a grandes maestros de la novela o el cómic policiaco: Enrique S. Abulí, Carlos Sampayo, Andreu Martin, Rubén Pellejero, etc. Por el camino se cayeron algunos de estos maestros, pero volveré a intentarlo si me decido a coordinar un segundo volumen”.

El listado completo de autores es espectacular e incluye a grandes clásicos y talentos recién llegados: Jorge Zentner y Joan Mundet, Salva Rubio, Alba Piñar, Oriol Hernández, Natacha Bustos, Pedro Espinosa, Sagar Forniés, Hernán Migoya, Marcos Prior, Danide, Enrique Corominas, Diego Olmos, Damián Campanario, Jordi Pastor, Cristina Bueno, Josep Busquet, Fernando Blanco…

El único requisito que los puso Raule es que viviesen en Barcelona. “Yo tenía claro –nos comenta- que quería un libro de género negro que retratara la cara menos amable de Barcelona, no buscaba una guía turística para el ayuntamiento. Y para hacer algo así debes conocer bien tu ciudad. Por eso me resultaba del todo imprescindible que los autores involucrados hubieran nacido en Barcelona o llevasen muchos años viviendo aquí. En el libro hay autores nacidos en Italia, Zaragoza, Galicia, Ibiza… pero todos viven en Barcelona o vivían hasta hace poco”.

“La única premisa que les di –continúa- fue que la historia que crearan debía transcurrir en la Ciudad Condal de hoy, nada de episodios históricos o futuros. La anécdota es que Oriol Malet y Jair Domínguez fueron el último equipo creativo en incorporarse y olvidé mencionarles esa premisa. Me di cuenta cuando me enviaron su fantástica historia negro futurista. Pero no pasaba nada, no se acababa el mundo. Acordé con ellos cerrar el libro con su tono pesimista a modo del mejor colofón posible”.

“Me atrevería a decir que, en mayor o menor medida, Barcelona es un personaje más en todas las historietas del libro” –concluye Raule-.

Solo 3 autoras
De los 48 autores que aparecen en el cómic solo 3 son mujeres. Algo que lamentea el propio Raule: “No conozco a autoras de cómic de género negro, ni de Barcelona ni de ningún sitio. Pregunté a otros autores y tampoco pudieron ayudarme. Así que no me quedaba otra que saltarme esa regla y buscar autoras de Barcelona con un estilo realista que no desentonara con el resto del libro”.

“Y solo encontré a Natacha Bustos, que es una todoterreno capaz de dibujar cualquier cosa –añade-. Conozco a docenas de excelentes autoras locales, pero no veía a ninguna en un libro de esta temática. Abrirme a otros estilos de dibujo seguramente habría dado a luz un libro inusual, sorprendente por lo experimental, pero no sería el libro que yo tenía en la cabeza”.

“A raíz de la publicación de este BCN Noire -concluye-, algunas amigas me están mandando páginas de autoras que podrían encajar en el estilo realista que busco. Si las ventas acompañan y me proponen coordinar un segundo tomo, puedo garantizar que tendremos muchas artistazas en el futuro libro”.

Una maravillosa mezcla de estilos
Una de las mejores cosas del libro es la mezcla de estilos que surge de juntar a todos esos grandes autores: “Esa maravillosa mezcla de estilos que reina en el libro -comenta Raule- se debe a que hay autores que venimos de la BD, otros del comic book americano, la novela gráfica… y cada uno hemos luchado con nuestras armas”.

“La única directriz que podía darles a este grupo de profesionales era que se divirtieran al máximo. Hay que tener en cuenta que este libro solo era un proyecto en mi cabeza, yo aún no había tanteado editoriales que lo quisieran publicar y no tenía nada claro que fuésemos a cobrar por nuestro trabajo. Con esa premisa, ¿cómo iba yo a atreverme a darles directrices? ¡Pero si a día de hoy sigo sin creerme que el 95% aceptaran mi propuesta a la primera!”

“La mayoría de las historias –continúa el guionista- tienen un tándem guionista y dibujante, pero también hay un par de historietas con tres personas en el equipo creativo y otras con dos conocidos dibujantes que en esta ocasión se han encargado de los guiones”.

Los atentados de Barcelona cambiaron sus planes
Los atentados de Barcelona del 17 de agosto de 2017 afectaron a este libro. “El terrible atentado en Barcelona no tendría por qué haber afectado al libro porque este ya estaba acabado mucho antes –comenta Raule-. Pero su publicación se fue retrasando por diferentes motivos, se produjo el atentado y entonces sí se nos presentaron algunos dilemas morales”.

“El título del libro era Barcelona viste de negro y lo cambiamos al actual para que los lectores no pensaran que era un libro homenaje a las víctimas. Aunque lo que más nos dolió fue cambiar la portada que nos había hecho Pasqual Ferry (la podéis ver un poco más arriba); en ella vemos a una mujer caminando con dos pistolas por la Rambla y llegamos a la conclusión de que aquello podría malinterpretarse o herir susceptibilidades”.

Para concluir, Raule nos recomienda este libro porque: “El lector encontrará en este BCN Noire una edición muy cuidada por parte de Norma editorial, con casi cincuenta autores de primer nivel: veteranos que siguen al pie del cañon, profesionales que lo petan en los USA y Europa y jovenzuelos que están a punto de comerse el mundo. Veintitrés historietas y varias ilustraciones que ponen de relieve la parte más oscura y sórdida de la Barcelona actual”.