Banner

miércoles, 23 de octubre de 2019

20 Minutos:Cómic histórico: ‘1525: Pavia’, la captura de un rey


El cómic histórico en España vive un gran momento (quizá sea prematuro decir una edad de oro o algo de ese estilo, más rimbombante) y colecciones como Historia de España en viñetas de Cascaborra Ediciones son un buen ejemplo de ello. Uno de sus últimos álbumes en salir ha sido 1525: Pavia, de Rafael Jiménez y José Antonio Sollero.

Los autores narran en este cómic de 58 páginas la batalla de Pavía que el 24 de febrero de 1525 enfrentó en la ciudad italiana de ese nombre a los ejércitos franceses de Francisco I a las tropas hispano germanas del emperador Carlos V. Uno de los hechos más sobresalientes de aquella confrontación fue la captura del propio rey de Francia por parte de las tropas españolas.

Aquella batalla, una de las que forman esa difusa frontera entra la forma de guerrear bajo medieval y el inicio de la guerra moderna, está narrada y dibujada por Jiménez y Sollero con pericia y vitalidad. Por un lado, muestran a los personajes principales (el rey francés, el marqués de Pescara, Antonio de Leyva, etc) con trazo firme y perfilado y por otro muestran tanto la forma de batallar más medieval (basada en la caballería) como la moderna (artillería, arcabuces…). Entendemos con lo que ocurre, los movimientos y las estrategias, el por qué del devenir de la batalla. El guion, como se puede  entender, no utiliza la batalla como telón de fondo sino como eje central de la narración.

En el apartado narrativo, el discurrir de la batalla y sus hechos están contados con fuerza y muy bien dibujados. Hay que destacar, además, el alto nivel de recreación histórica: en un conflicto con multitud de regimientos con sus características particulares de uniformes y armas (alemanes, caballeros franceses, suizos, etc) saben retratarlos con todo rigor, pero también vistosidad y color. Se nota el altísimo trabajo documental realizado y la atención al detalle que han tenido: las armas, los uniformes, las posturas, todo parece cuidado y medido. Cuenta además, con unas páginas de material extra, parte de ellas firmadas por el historiador David Nievas, además de asesor de esta obra, hace lo propio con el conocido pintor de batallas, Augusto Ferrer-Dalmau.

El resultado es una historia bélico-histórica interesante, didáctica, con algunas viñetas de combates ciertamente espectaculares, que cumple todo lo que promete. Acción, historia y entretenimiento juntas y nada revueltas.