Banner

martes, 22 de octubre de 2019

Paco Roca, que cuelga el pijama: “el cómic nunca había vivido un momento tan bueno como éste”


Paco Roca, Premio Nacional de Cómic, ha proclamado que el mundo de la viñeta goza de “muy buena salud, el mejor momento que nunca haya vivido”.

“Cada vez hay autores, y más autoras, que hasta hace una década apenas había”, ya que “la entrada de autoras ha dado un soplo de aire fresco a un mundo que olía bastante a testosterona”, ha destacado, aludiendo también al crecimiento de lectoras y de la existencia de  “un público generalista, porque el cómic llega a más gente”,

La presencia en librerías, bibliotecas y adaptaciones al cine son otros elementos del momento dulce del cómic, ha manifestado en la Biblioteca Pública de Ávila, donde ha hablado el autor de obras como 'Memorias de un hombre en pijama', 'Andanzas de un hombre en pijama' y 'Confesiones de un hombre en pijama'.

El ilustrador también ha contado que no habrá más obras con esa vestimenta como protagonista: “he colgado el pijama de momento, porque después de la adaptación al cine de 'Un hombre en pijama', con la que no quede muy contento, decidí colgar el personaje y pasar a otras cosas”. Mientras que ahora Alejandro Aménabar prepara una miniserie sobre la versión de Paco Roca y Guillermo Corral de 'El tesoro del Cisne Negro', la fragata española hundida son un tesoro.

Sueño infantil

El autor de 'Arrugas', Premio Goya al mejor guión adaptado, ha querido destacar que se considera “un privilegiado” por “haber conseguido vivir de su sueño infantil”.

Roca también ha dado su visión sobre las películas de animación, un subgénero en su mejor momento, que nada tiene que ver con la novela gráfica: “son medios muy diferentes, cuando he trabajado en alguna película me he dado cuenta que la lectura de un cómic está más cerca de la lectura de un libro que el visionado de una película, porque en una novela, como en un cómic, todo sucede en la cabeza del lector, realmente las palabras y las viñetas son pautas para que la imaginación lo rellene”.

Antes, el autor ha mantenido un encuentro con alumnos de los ciclos formativos de ilustración y fotografía de la Escuela de Arte de Ávila, donde le han preguntado cómo se hace un cómic, un proceso en el que él tarda dos años, y sobre técnicas de trabajo, lo que "en una profesión bastante autodidacta, siempre pueden ayudar”.